Archivo de la categoría: Experiencias

A España no la va a conocer ni la madre que la parió

1982 y 2018. El salón de una casa. Dos generaciones de ¿izquierdistas? que discuten, entre otras cosas, sobre qué hacer con la vivienda (y, en 1982, también con su propietaria, una militante comunista que se ha atrincherado en el sótano para aislarse de lo que ocurra ante la inminente llegada del Partido Socialista al poder).

Desde la escritura de Lucía Carballal y Víctor Sánchez Rodríguez hay en esta obra una claridad de conceptos y una sutileza (cuando se requiere) a la hora de ponerlos de manifiesto más que sobresaliente. La dirección de Víctor Sánchez Rodríguez (supera aquí su brillante trabajo para Nosotros no nos mataremos con pistolas) y las actuaciones precisas de los actores de Wichita CO, incluso cuando se solapan las conversaciones o hay acciones a todo lo largo y ancho del escenario, juegan a favor del texto. ¿Todo bien? Sí, es la obra mejor trabada y más completa que he tenido la oportunidad de ver este año.

A España no la va a conocer ni la madre que la parió habla de cara (al menos en Teatro del Barrio) con y acerca de la izquierda, la ‘real’ y la ‘otra’ (sean lo que sean, estaremos de acuerdo en que existen, ¿no?). Hay humor, muchas veces del tipo que todos manejamos en la vida cotidiana (el que mejor se relaciona con el conjunto de lo que se ve y oye), no del efectista, y es interesante afinar el oído para distinguir entre el público las risas cómplices de las que denotan de fondo un “¿Esto va por mí?”.

En la primera parte, que transcurre en la noche electoral que certificó el ascenso al poder en España del PSOE, conocemos a una pareja integrada en La Movida, a otra formada por un soldador presuntamente ideologizado (‘izquierdista’) y pragmático y una mujer bien que proviene de una familia falangista, además de a una yonqui que acaba de volver de Londres.

Todos se mueven alrededor de las referencias explícitas o implícitas de la mujer que ahora vive en el sótano (la madre de la chica de La Movida y del soldador), de la casa y lo que en ella se vivió cuando el Partido Comunista de España era clandestino y  del barrio humilde en el que se encuentran. Confrontan nuevos y viejos valores, maneras de entender el futuro, la familia, lo que se hace y se quiere hacer, las razones para hacer o no hacer. Muestran sus diferentes estilos de vida… que es lo que son.

Sus hijos, en 2018, y en una España en la que Podemos lidera el Gobierno, se dedican a lo mismo: a ser su estilo de vida o pelear por el estilo de vida al que se quieren acoger, y a oponerlo o yuxtaponerlo al de los demás. Y, en lo concreto, a decidir qué van a hacer con la vieja casa de su abuela. Son una publicista, una poetisa, un emprendedor nostálgico de los 80 y los 90 y… alguien más.

Dos detalles: una de las nietas también ha vuelto (o más bien está intentando volver) de Londres y eso permite establecer unos interesantes paralelismos sobre las razones que quizá llevaron al personaje que regresa de la misma ciudad en 1982 a emigrar y a retornar y las que esgrime aquella, siendo dos personajes tan diferentes; y otro más decisivo: quien recoge las intenciones de la obra en un soliloquio final que enseguida vamos a resumir pseudoparafraseándolo es un tipo al margen, cercano a un trastorno similar al autismo, alguien del que se puede afirmar que carece de estilo de vida tal y como esta expresión toma cuerpo dentro de nuestro sentido común. Y lo que dice, traducido por nosotros es: “Cuando la ‘izquierda’ abandone el posmodernismo y renazca a partir de unas bases genuinamente nuevas, tendrá la oportunidad de ser genuinamente transformadora”.

 

Jueves 19, viernes 20, sábado, 21, miércoles 25, jueves 26, viernes 27 y sábado 28 de mayo de 2016.

Horario: 20:00.

Domingo 22 y 29 de mayo de 2016.

Horario: 18:00.

Precio: 14€ – 16€. 

Teatro del Barrio, calle de Zurita, 20.

Cervezas del mundo en Madrid

Guinness Stout, Murphy’s Iris Red, Smithwick’s, Johns Smith’s, Judas, Mort Subite, Dos Equis, Paulaner Hefe-Kristallklar… ¿Te suenan? O mejor dicho, ¿te traen recuerdos gustativos?

Son algunas de las marcas que estarán presentes en la Feria de la Cerveza de Madrid, evento dedicado a la segunda bebida alcohólica más consumida del mundo después del vino, en el que también se podrá disfrutar de la gastronomía alemana y de actuaciones musicales y que se celebrará los próximos fines de semana largos en el Palacio Vistalegre Arena.

La entrada es gratuita, luego ya…

25 a 28 de febrero y 3 a 6 de marzo. Gratis.

Horario: jueves y viernes de 19:30 a 24:00, sábados y domingos de 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 24:00.

Palacio Vistalegre Arena, calle de Matilde Hernández, s/n.

3 maneras de celebrar el Año Nuevo Chino 2016

Acaba de comenzar el año del mono de fuego, nada más y nada menos que el 4714 según el cómputo vigente en China. Pues vamos a ver cómo podemos festejarlo en Madrid.

  1. Desfile del Año Nuevo Chino: 800 personas participarán el sábado 13, desde las 12:00 en un pasacalles por el barrio de Usera que tendrá como punto de partida el Centro de Mayores y bien de tambores, dragones y leones. Colorido a tutiplén.
  2. China Taste: Hasta el 6 de marzo, las diferentes variedades regionales de la cocina del gigante asiático se pueden degustar en 15 restaurantes de la capital, incluido La Rotonda del Hotel Westin Palace, donde comandará los fogones el reconocido chef chino Da Dong, entre otros.  Los menús de El Bund, Tse Yang, Casa LafuChina Té… oscilan entre los 20 y los 68€.
  3. Ciclos de cine chino: El Centro Cultural de China organiza un ciclo de cine gratuito con proyecciones los viernes 12, 19 y 26 con títulos como El Gran Maestro de Wong Kar-Wai. En la Cineteca de Matadero se puede ver una muestra de cine documental actual de China y en La Zona Kubic, Espacio Oculto y Cinema Usera un ciclo de cine contemporáneo chino.

Degustatapas del Gastrofestival Madrid 2016

Experiencias gastrosensoriales, gastrosalud, gastrofashion, enocultura, ruta golosa, ruta del café… La oferta del Gastrofestival 2016, el mayor evento foodie de los que se celebran anualmente en nuestra ciudad, es amplia y variada.

Tirando por lo micro, cómo no, vamos a reseñar aquí la actividad de botellineo + pincho que forma parte del programa: Degustatapas. Por 3€ te puedes aplicar un quinto y una tapa creada exclusivamente para la ocasión en las barras de diferentes bares, tabernas y restaurantes de Austrias, Chueca, Barrio de Salamanca, Malasaña, Lavapiés, Sol-Gran Vía, Salesas, Chamberí y otras zonas.

Es una ocasión pintiparada para disfrutar de la micropropuestas del restaurante Sanxenxo, la taberna Jurucha o la sidrería Casa Antonio, por ejemplo, sin vaciar la cartera. Y si haces ronda y te la sellan, quizá… ¡premio! Pide tu ‘pasaporte’ en el primer local que cates, a ver si hay suerte.

En Lhardy ofrecen unos buñuelos de tuétano que son como ves:

Lhardy_bunuelos

Hasta el 7 de febrero. 3€ botellín + tapa.

Horario: variable según el establecimiento.

El mes de los callos a la madrileña

Noviembre es el mes de los callos a la madrileña. Hoy ha comenzado la cuarta edición de las jornadas gastronómicas que ensalzan uno de los platos más representativos de la comida popular de la capital. Se hace con estómago, intestino, morro y pata de vaca, chorizo, morcilla y un caldo de carne con tomate, pimentón, ajo y especias que en a cocción se gelatiniza y le da a conjunto su característica y adictiva untuosidad.

Más abajo puedes consultar la lista de restaurantes que ofrecerán en Madrid hata el 30 de noviembre y al precio único de 27,50 € IVA incluido, un menú compuesto por un primer plato + plato de callos + postre o café + bebida:

Mes Callos

Este evento cuenta con el apoyo de la Oficina de Turismo: Madrid Destino, Cultura, Turismo y Negocio del Ayuntamiento de Madrid, los centros y puntos de información turística de la capital, la colaboración de Asociaciones Hosteleras madrileñas como la Asociación de Empresarios de Hostelería de la Comunidad de Madrid (LA VIÑA) y la Asociación Madrileña de  Empresas de Restauración (AMER) y el patrocinio de la empresa  CASQUERÍAS OSCAR.

Hasta el 30 de noviembre de 2015. Menú, 27,50 € IVA incluido.

Desde aquí veo sucia la plaza

Sátira y farsa por dramaturgia y un aire de teatro efímero, ambulante, en la concepción escénica. La lucha de un alcalde español de cualquier momento posterior a la entrada de España en la Comunidad Europea por preservar, porque sí y punto, la catarsis colectiva de las fiestas de su pueblo, ‘la volá’ de la cabra. Arquetipos: el cacique, las vecinas aferradas al pasado, el político trepa que se ha ido a la ciudad.

Con esos presupuestos y elementos, el director Chiqui Carabante y la compañía Club Caníbal han creado Desde aquí veo sucia la plaza, la primera parte de una trilogía crítica sobre la identidad ibérica diseccionada desde el humorLa obra se sustenta en las interpretaciones de Font García, Vito Sanz y Juan Vinuesa y la música y efectos de Pablo Peña, integrante del grupo Pony Bravo (entre otros).

Lo que aparece sobre el escenario es como un recuerdo recurrente de nosotros mismos, uno de esos que consiguen afectar al presente, en este caso perpetuando el sentido común de nuestros lares, que se retoca, se adapta, y por ello, no se cambia.

El alcalde quiere una ‘volá’ que Europa le niega y acabará, después del final (entenderás lo que queremos decir si ves la función), por comprenderse mucho mejor, a él y a nosotros. Y lanzará, en vez de a una cabra de un campanario, una reflexión que suena muy certera visto lo visto: España es un bucle de ridículo y vergüenza ajena. Unos hacen el ridículo y otros sufren la vergüenza.

teatrobarrio2

Artículo de Adrián P. G.

Roberto Bolaño en su archivo

12 años después de su muerte, los libros del escritor chileno Roberto Bolaño siguen presentes en las mesillas de noche y las maletas de  muchos lectores. La generación que ahora tiene entre 30 y 50 años se resiste a dejar que acumulen polvo en las estanterías de sus casas las obras del último gran referente de la literatura del siglo XX.

Hasta mañana, domingo 19 de julio, se puede curiosear en la Casa del lector de Matadero el archivo de los herederos del autor de Los detectives salvajes. Lo conforman manuscritos, poemas y relatos publicados en su juventud mexicana y en su posexilio catalán, fotografías, cartas, los juegos de estrategia que le obsesionaban e hitos literarios coétaneos que pudieron influirle o acompañarle como creador.

bolano3

Hasta el 19 de julio de 2015. Gratis.

Horario:

Sábado y domingo: 11:00 – 21:00.

Casa del Lector, Matadero, paseo de la Chopera, 10.

La Cevicuchería, el peruano de hoy y de mañana

Si en Tampu el chef Miguel Ángel Valdivieso ha terminado (además de ofrecer los platos inmediatamente reconocibles de su país sin filtrar) por encajar su creatividad en las líneas básicas de fusión de la gastronomía peruana, la chifa con la cocina china y la nikkei con la japonesa, en su segunda propuesta madrileña al alimón con Melina Salinas, La Cevicuchería, se ha decantado por ofrecer también clasicismo popular en un extremo de la carta y apuestas personales en el otro, éstas bajo el epígrafe ¡A Miguel se le va la olla!

No se le va, no, experimentes como experimentes La Cevicuchería (y Tampu) van a estar presentes los sabores que Valdivieso quiere poner en valor: los de su infancia limeña, que son los de la cocina de mercado peruana. Pero a su manera.

Esperamos con una Cerveza Cusqueña de trigo, suave y refrescante, canapés de la casa y un cuenco de canchito la llegada de la minicausita limeña, el típico primero de Perú en formato cóctel, con su base de masa de patata y ají con la textura perfecta, bonito, yuca rallada y un remate de mermelada de aceituna que aporta amargor y dulzura. Buen comienzo.

Causa limeña

Atacamos un ceviche frito (de polo, no de corvina, que también se puede pedir), calamar y gamba. Los ceviches calientes y con rebozados tienen que lidiar con los paladares acomodado al predominio del ácido y el cilantro y el reblandecimiento de los ingredientes principales en el marinado. Aquí se logra un equilibrio interesante, con un ojo en la red debajo del alambre.

El tiradito (también de polo) al ají amarillo con rocoto, choclo, canchita, su cebolla morada, su cilantro, es una de esas preparaciones sin vuelta de hoja que se pueden comparar con las de otros restaurantes peruanos de Madrid. El de Valdivieso gana o empata con muchos. La crema o salsa de ají, con grado de picor a la española, engarza todos los sabores del plato y anima por sí sola a revisitar el establecimiento.

Tiradito Cevicuchería

A estas alturas en la mesa debe aparecer sí o sí el pisco sour. Nos cuenta Melina que algunos habituales vienen a La Cevicuchería a acompañar la bebida nacional peruana con la comida y no al revés. Lo merece.

Cevicuchería pisco sour

De fondo tradicional es asimismo el anticucho, jugoso, tierno, cortado a favor del comensal, rico.

Elegimos de entre las propuestas del chef el choncholí marino, una parrilla de chipirones, pulpo y calamar con choclo cocido, ají de huacatay, cebolla china y una cama de papa amarilla. Lo dicho, comes Lima y otra cosa, y el conjunto armoniza.

Y al estómago lleno le sumamos un postre de los que no te dejan que no te los termines… ¡Llévate la foto a La Cevicuchería si quieres saber (y pedir) lo que es bueno!

Cevicucheria restaurante peruano

Muy disfrutable este restaurante peruano de pretensiones y precio medio, con lo de siempre y alma innovadora, sin duda uno de los mejores de su gama. Enseguida volveremos a saludar y dejarnos aconsejar por nuestra anfitriona (muchas gracias, Melina).

Precio medio: 25 – 35 € por persona.

Horario:

Martes a sábado: 13:00 – 16:00 / Domingos: 13:00 – 16:00.

Calle de Téllez, 20.

El Kunstmuseum Basel en Madrid

El Museo Nacional del Prado y el Reina Sofía (MNCARS) nos ofrecen una oportunidad única para contemplar obras del que se considera, en la historia del arte, como el primer museo público municipal. El Kunstmuseum Basel está de remodelación, por lo que se ha aprovechado el cierre del edificio para exhibir en España su incomparable colección.

Pinturas, esculturas, vídeos, documentos históricos de artistas tan reconocidos como Pablo Picasso, Paul Klee, Vassily Kandinsky o Mark Rothko discurren por las distintas salas que integran tres exposiciones diferenciadas:

10 Picassos del Kunstmuseum Basel (Museo Nacional del Prado)

–  Fuego Blanco. La colección moderna del Kunstmuseum Basel

Coleccionismo y Modernidad. Dos casos de estudio: Colecciones Im Obersteg y Rudolf Staechelin (Museo Nacional Reina Sofía)

Una sugestiva obra de neón de Bruce Nauman nos da la bienvenida a Fuego Blanco, la primera de las propuestas expositivas del Reina: un recorrido cronológico a través de artistas y movimentos fundamentales del siglo XX. Desde las pinturas cubistas de Juan Gris o el conocido por el régimen nazi como Arte degenerado de Edvard Munch al arte estadounidense de Andy Warhol o Carl Andre.

El planteamiento de Coleccionismo y Modernindad es bien distinto. A diferencia de las obras que integran Fuego Blanco, las pinturas que contemplamos en el recogido espacio destinado a esta otra muestra forman parte de dos colecciones privadas, cedidas en depósito al Kunstmuseum.

A través de obras principalmente impresionistas y posimpresionistas (de Vincent van Gogh, Chagall, Cézanne y Modigliani, por ejemplo) descubrimos la historia del coleccionismo suizo, pero  también la del gusto, la importancia del arte como medio para reflejar valores y definir identidades, para establecer discursos. Parámetros, todos ellos imprescindibles en una ciudad entre países, entre Francia y Alemania.

La propuesta del Prado es bien distinta. La pinacoteca nos sugiere un diálogo entre diez obras maestras de Picasso y la pintura italiana y flamenca de los siglos XVI-XVII. Así, contemplamos un Picasso rodeado de sus fuentes de estudio: maestros como Rubens, Van Dyck o Tiziano, a la vez que asistimos a “una suerte de pequeña exposición retrospectiva”, según se nos informa en el folleto de la muestra.

La línea discursiva del Prado bien podría haber sido la del Reina Sofía, es decir, dedicar unas salas exclusivamente a la obra de Picasso, o a la inversa, emplazar las obras del Kunstmuseum Basel a lo largo de la colección permanente del MNCARS.

Recuerdo que un día una profesora de la universidad nos comentaba “una obra de arte, cuando más descontextualizada está, más vulnerable es”.  Las líneas discursivas completamente distintas elegidas por ambos museos ejemplifican esta afirmación, y, con ello, la relevancia del papel del comisariado.

Kunstmuseum Basel Madrid

Kunstmuseum Basel KANDINSKY

Kunstmuseum Basel Fuego Blanco

LA PROPUESTA EN DOS LÍNEAS

Un recorrido por la historia del arte moderno y contemporáneo a través de obras excepcionales, muchas de ellas nunca expuestas antes en España.

RECOMENDAMOS

Adquirir entrada combinada Prado + Reina:

–  oferta especial en motivo de estas exposiciones: 18€ (ahorras 4€)

– te ahorras las colas en taquillas en ambos museos e incluye la colección permanente

Visitas comentadas a la exposición Fuego Blanco. La colección moderna del Kunstmuseum Basel:

– actividad gratuita previa adquisición de la entrada e inscripción

Concierto en el Auditorio del Museo del Prado, 19 de junio

Participa en el concurso de un viaje a Basilea:

– MySwitzerland.com/viajebasilea

Crítica de Laia García Garrido, Gestora cultural.

 

  • 10 Picassos del Kunstmuseum Basel: Museo Nacional del Prado

Hasta el 14 de noviembre de 2015. 14 €

Horario: De lunes a sábado: 10:00-20:00. Domingos y festivos: 10:00-19:00

  • Fuego Blanco. La colección moderna del Kunstmuseum Basel y Coleccionismo y Modernidad. Dos casos de estudio: Colecciones Im Obersteg y Rudolf Staechelin: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Hasta el 14 de noviembre de 2015. 8 €

Horario: De lunes a sábado: 10:00-21:00 (martes cerrado). Domingos: 10:00-19:00.

 

Rajasthan Curry, en danza

Sus propietarios son veteranos de la guerra gastronómica de Lavapiés, esa que tiene por contendientes a los restaurantes de cocina india popular (a la madrileña o española u occidental) y por escenario principal la calle de Ave María. Para algunos es Raja Mahal, su establecimiento de allá, el que va ganando.

El restaurante que han abierto recientemente muy cerca de la plaza de Antón Martín sigue las mismas pautas culinarias que su antecesor, pero se diferencia en que los sábados ofrece cenas con espectáculo de danzas indias tradicionales y bollywoodienses por 15 €.

Así que en nuestro sábado en el plato no hubo sorpresas: las pakoras, las samosas, los arroces, los currys y las preparaciones a lo tandoori nos supieron a materia prima aseada y a picante contenido.

Entre las mesas aportó las emociones una bailarina española de Sarasvati, una de las mejores escuelas de danzas indias de Madrid, deslizándose con precisión de maestra de lo suyo y encanto para regalar.

Rajasthan Curry

Rajasthan Curry

Rajasthan Curry

¡Ojo inmediatamente arriba! El kulfi – helado de pistacho estaba bien bueno.

  • Rajasthan Curry

Precio de la experiencia cena + espectáculo de danzas indias: 15 € por persona.

Horario:

Sábados: 20:00 – 00:30.

Calle de Atocha, 47.