WASTED, tiempo al tiempo

El escenario de Teatro del Barrio está a tiempo parcial en julio ocupado por los espectadores de WASTED, obra de la actriz y poeta londinense Kate Tempest. El escenario, sí. Es una de las sorpresas en forma de ruptura de la cuarta pared que se van sucediendo en el trascurso de la representación. Y como son sorpresas, no decimos más.

WASTED es el retrato de tres amigos de 25 años que perdieron hace 10 al cuarto de la pandilla. Lo recuerdan y hacen balance de sus propias vidas. ¿La de Toni, el fallecido, habría sido diferente? Dani, Carlota y Edu, perdedores provisionales atrapados en rutinas y frustraciones, quieren creer (en principio), que sí. Si Toni pudo haber sido diferente, ellos también pueden llegar a serlo. ¿O no?

El cambio asociado a la madurez real, la que comporta tomar las riendas de la propia vida y conducirla adonde realmente se quiere llegar (iniciar un camino prometedor, al menos) es el paso al que se enfrentan los tres posadolescentes que monologan y se interrelacionan con textos llenos de su verdad, la de veinteañeros prematuramente estancados (para ellos es prematuramente tarde, como canta Josele Santiago en una canción de Los Enemigos). Tienen problemas reales y parecen amigos y más que amigos reales.

Se echa en falta, quizá, una mirada sobre los conflictos de los personajes desde un punto de vista externo, hay cierto ensimismamiento y determinismo (aunque la posadolescencia seguramente sea así) que resta amplitud a los mensajes. De hecho, si no estás en la mitad de tus veinte, sino que tienes algunos años más, te puedes sentir por momentos distanciado de lo que ocurre en… el escenario y alrededores. O a lo mejor lo que pasa es que no queremos acordarnos de cuando éramos así.

Muy recomendable seguir la trayectoria de los responsables de la adaptación y el montaje, Iván Morales e Íntims Produccions. Presente y futuro.

Hasta el 31 de julio.

Horario: 

De miércoles a sábado, 20:00.

Domingo, 18:00.

Precio: 12€.

Teatro del Barrio, calle Zurita, 20.

 

 

Alta cultura en Chamberí

Hay manifestaciones culturales en Chamberí más allá de las que provee el Museo Sorolla (que ya justifica una visita cultureta al barrio). La arquitectura industrial artística del primer depósito elevado del canal de Isabel II, hoy relevante sala de exposiciones, edificios neomudéjares y neobarrocos, la Institución Libre de Enseñanza… Y ahora, además, la expo “My two pence” del artista Ángel, ubicada en diferentes espacios del hotel Miguel Ángel.

Te proponemos experimentar todo ello de una forma muy particular (nunca mejor dicho). Contáctanos en el e-mail reservas@microplanmadrid.com, el teléfono 695 97 29 37 o a través de nuestro formulario y hazte con una plaza para el grupo reducido que el jueves 21 de julio a las 18:30 recorrerá con nosotros el barrio de Chamberí al encuentro de sus hitos artísticos más interesantes para terminar en el hotel Miguel Ángel, donde Ángel nos hará una especialísima visita guiada para que conozcamos a fondo las motivaciones, materiales y técnicas que ha empleado en la confección de las obras de “My two pence”. Su trabajo surge de experiencias y sensaciones nacidas de su estancia en diferentes países a lo largo de su vida. Un imaginario que se enriquece a partir de la convivencia con ambientes multiculturales, arquitecturas, naturalezas y sociedades dispares.

Jueves 21 de julio, 11:00 · Chamberí + “My two pence” de Ángel · 120 min. 10€. Punto de encuentro: entrada al depósito elevado del canal de Isabel II, c/ Santa Engracia, 125.

Consulta nuestra agenda y descubre más formas de experimentar Madrid.

chamberi-angel-microplan

Visita al cementerio de la Almudena y al Civil

La necrópolis o cementerio del Este se crea bajo la influencia higienista que reforzaba lo que ya se había intentado en el reinado de Carlos III y empezado a realizar en el de José Bonaparte, la construcción de camposantos fuera del núcleo urbano de las ciudades españolas. En 1868 los cementerios pasan a ser de titularidad municipal y en 1876 el ayuntamiento de Madrid saca a concurso la edificación de este complejo funerario.

El concurso lo ganan los arquitectos Fernando Arbós y Tremanti y José Urioste y Velada, gente de apellidos y criterio estilístico compuestos: el cementerio se empieza a construir en 1878 en trazas modernistas, neomudéjares y protoeclécticas. Vivo ejemplo es la portada del recinto (imagen que encabeza estas líneas).

En 1884 se habilita de urgencia un espacio que se va a denominar cementerio de la Almudena dentro de la necrópolis en obras con el objetivo de enterrar a los fallecidos por la epidemia de cólera que se había desatado ese mismo año. La necrópolis del Este, cuya construcción se prolongaría en una primera fase hasta 1925 (se produjo una ampliación en 1955) acabaría englobando al cementerio de la Almudena y también el cementerio Civil, del que enseguida te contaremos lo que corresponde.

En las siguientes fotos puedes ver cómo son algunos de los edificios de servicio del cementerio que hoy todos los madrileños conocemos como de la Almudena y que se corresponden con el proyecto original (las dos primeras); y la capilla modernista y neomudéjar que diseñó Francisco García Nava en 1905 de acuerdo a aquel y que no se inauguraría hasta 1925.

Entrada al cementerio de la Almudena

Cementerio Almudena edificio mantenimiento

Capilla del cementerio de la Almudena

Es muy interesante el paseo entre mausoleos y tumbas.

Mausoleo del cementerio de la Almudena

Mausoleo del cementerio de la Almudena

Ahí va el origen del cementerio Civil: una Real Orden de 1883 impone que las poblaciones españolas de más de 600 habitantes deben crear cementerios civiles separados de los católicos. Por ello, desde 1884 Madrid cuenta con un cementerio para ateos y difuntos de diferentes confesiones religiosas separado de la primitiva necrópolis del Este por la actual avenida de Daroca, antiguo camino a Vicálvaro.

El cementerio Civil alberga los restos de personajes relevantes de la cultura y la política españolas como los escritores Pío Baroja y Blas de Otero, el fundador del PSOE y la UGT Pablo Iglesias o el presidente de la Primera República Pi y Margall. Algunos de los mausoleos se hicieron con marcada intencionalidad ideológica, como el dedicado a los librepensadores o el del mismo Pablo Iglesias, que te traemos aquí.

Mausoleo de Pablo Iglesias en el cementerio Civil

Destaca en el conjunto la tumba monumental del citado Pi y Margall. En nuestra foto despide arcoiris, qué curioso.

Mausoleo Pi y Margall en el cementerio Civil

Algunos de los inhumados en el cementerio Civil fueron removidos de otros cementerios para ser trasladados y homenajeados aquí: Nicolás Salmerón, Francisco Largo Caballero

Más difícil de visitar es el cementerio Hebreo de Madrid , que comparte una tapia con el Civil y tiene dos puertas propias.

  • Cementerio de la Almudena 

Horario:

1 de abril a 4 de noviembre: de 8:00 a 19:30.

5 de noviembre a 31 de marzo: de 8:00 a 19:00.

Avenida de Daroca, 90.

  • Cementerio Civil

Horario:

1 de abril a 4 de noviembre: de 8:00 a 19:30.

5 de noviembre a 31 de marzo: de 8:00 a 19:00.

Calle Nicolás Salmerón, 2.

Nada es lo que parece. Los lugares transportados de Robbins&Becher

Situaciones que creemos propias de un lugar concreto, de un contexto histórico y cultural determinado, pero que sin embargo presentan enormes parecidos con otras que están a kilómetros de distancia. Son los desplazamientos, los lugares transportados, hilo conductor de la propuesta veraniega del Museo ICO dentro del marco del Festival Internacional PhotoEspaña’16.

Los artistas, Andrea Robbins y Max Becher, pareja artística y sentimental, usan la fotografía como medio para provocar al espectador una serie de preguntas que quizá nunca se había planteado. A través de series cuidadosamente expuestas, bajo un discurso común y estableciendo meditadas conexiones entre ellas, los artistas y también comisarios de la muestra aluden a los grandes discursos de la historia, que damos como válidos pero que sin embargo no tienen por qué ser tan evidentes. Nos hacen pensar sobre el valor de la copia y el original e incluso sobre el significado mismo de estos conceptos. La idea de identidad, como cualidad innata o construida es también protagonista de la muestra como lo son los imaginarios colectivos.

museo-ico-microplan

Todo puede ser desplazado: desde edificios a ciudades enteras, desde la indumentaria a toda una comunidad: una Holanda en China o Japón, el Spaguetti Western almeriense, las huellas del colonialismo alemán en Namibia y los Black Cowboys te esperan para despertar interrogantes.

museo-ico-microplan-madrid

No te pierdas esta exposición con gran aceptación de público que, sin duda, no deja indiferente.

Crítica de Laia García Garrido, gestora cultural.

Hasta el 11 de Septiembre de 2016. Gratis.

Horario: de martes a sábado: 11:00- 20:00. Domingos: 10:00 – 14:00.

Museo ICO, calle Zorrilla, 3.

Café del Jardín del Museo del Romanticismo

Ha pasado casi un lustro desde que el patio del Museo del Romanticismo se transformó en el Café del Jardín. Es ya un clásico de la paz en Madrid.

El jardín puedes disfrutarlo como salón de té (buenos y baratos desayunos y meriendas) o a tu aire, y esa libertad de uso y disfrute (por cierto, no tienes que pagar la entrada al museo para entrar a este rincón) es una de las razones que lo convierten en uno de los ‘reservados’ de la ciudad que más nos gustan.

En torno a la fuente de finales del siglo XVIII, misma época en la que se edifica el palacio del marqués de Matallana, convertido a principios del siglo XX en el actual Museo, o en los otros microespacios del patio, el sol entreverado o la sombra neta te miman como prefieras. cafe-jardin-romanticismo-museo-microplan

Nosotros lo vemos como lo hemos fotografiado, con el espíritu del Romanticismo bien impregnado: tiene naturaleza a medio organizar y cada cual lo vive a su modo.

  • Café del Jardín

Horario:

1 de mayo a 31 de octubre: de 9:30 a 18:30 horas de martes a sábado.

1 de noviembre a 30 de abril: de 9:30 a 20:30 horas.

Los domingos abre de 10:00 a 15:00 horas todo el año.

Museo del Romanticismo, calle de San Mateo, 13.

¿Qué hace Sara Gómez en Madrid?

La actriz extremeño-madrileña Sara Gómez (madrileña, madrileña, ¡nos la quedamos!) te sonará sobre todo de series como Bicho Malo (nunca muere) o  Gym Tony, pero también ha aparecido en películas (OmnívorosFuga de Cerebros) y en numerosas obras de teatro. No deja de trabajar sobre las tablas. Ahora puedes verla en las del Teatro Reina Victoria en Swingers, intercambio de parejas.

Microplán Madrid: Lavapiés, Letras o Salamanca, ¿con cuál de  de estos te identificas más?

Sara Gómez: Con La Latina. Aunque salgo más por Lavapiés… Me gusta más la multiculturalidad y los restaurantes que hay por allí.

MpM: En una barra madrileña, ¿caña, vermú o vino?

SG: ¡Caña! Bueno, caña por la tarde y un vinito blanco afrutado por la noche.

MpM: ¿Te gusta terracear en azoteas, en patios interiores o a pie de calle?

SG: Entre azotea o patio interior no sé con cuál quedarme… Las azoteas siempre te regalan una vista bonita, pero hay patios interiores con mucho encanto.

MpM: Si la cosa se pone castiza, ¿callos a la madrileña, bacalao rebozado o bocadillo de calamares?

Bocadillo de calamares, ¡sin duda!

MpM: ¿Museo del Prado, Museo Reina Sofía o Museo Thyssen?

SG: Depende de las exposiciones. En el Thyssen hay cosas muy chulas, pero lo más fácil es que me encuentres en Matadero.

MpM: ¿Qué crees que ha hecho Madrid por ti?

SG: Yo soy extremeña, me vine siendo muy pequeña, y creo que Madrid es una ciudad que acoge muy bien a todo el mundo, aunque como toda gran ciudad es complicada y te tienes que adaptar… A mí me ha dado muchas oportunidades, me ha regalado mi segunda familia, que es la elegida, que son mis amigos y creo que Madrid tiene muchísimas zonas preciosas, una historia maravillosa, multiculturalidad, cada vez más aceptada. Sólo le falta la playa, ya se sabe.

MpM: Y ¿qué es lo último que has hecho en Madrid?
Sara Gómez: Pues lo último que he hecho es ir a una exposición en la Fundación Canal de fotografías de Vivian Meier. También me he pasado por Matadero y por uno de mis restaurantes indios favoritos de Lavapiés.

Ilustres de las Letras

Los días 9 y 10 de julio volveremos a echar a andar en compañía del proyecto amigo WOM, la agencia de viajes para mujeres con espíritu inquieto.

En esta ocasión guiaremos sendas visitas al barrio de las Letras con el objetivo de recordar a mujeres que han hecho historia o se han convertido en leyenda en sus calles, conventos, corrales (¿Has oído la expresión ‘esto parece el corral de la Pacheca’?) e incluso en el que fue el cementerio del lugar…

Apúntate a través de nuestra web o de la de WOM. ¡Plazas limitadas!

Sábado 9 y domingo 10 de julio, 11:00 · Ilustres de las Letras + aperitivo · 120 min. 15€. Punto de encuentro: plaza de Santa Ana (junto a la estatua de Lorca).

Que si quieres arroz Catalina en la II ruta de la paella y el arroz

La II Ruta de la paella y el arroz de Madrid, evento creado por el Centro Superior de Hostelería del Mediterráneo y la empresa de eventos y comunicación Nacho Sandoval-Estrategias and Marketing en colaboración con Bodegas Azpilicueta, Arroces Santo Tomás, Asociación Empresarial de Hostelería La Viña, Aceites Egoleum y Renfe, comenzó el pasado 10 de junio y se prolongará hasta el 26 del mismo mes.

En la presente edición se celebra un concurso para elegir el mejor arroz caldoso de Madrid y se sortea entre los ruteros 10 master class de arroces para dos personas impartidas en el  Centro Superior de Hostelería del Mediterráneo.

Cada uno de los 27 restaurantes arroceros de la Comunidad de Madrid que participa en la ruta propone un menú diferente, por supuesto con el arroz como protagonista, y con un precio de entre 28€ y 40€:

Arrocería DanielaArrocería Rotonda de PacificoRestaurante Casa de ValenciaArrocería Entre NaranjosArrocería Arroz y Café, Restaurante Que si quieres Arroz CatalinaRestaurante CouzapínSidrería Carlos TartiereRestaurante La HojaRestaurante Rías Bajas Taberna La Peseta Manolo 1934 RestauranteRestaurante Ferreiro ZoritaMarisquería SalamarCervecería Cruz Blanca VallecasRestaurante El Menú de AlonaRestaurante Los GalayosBar La GallegaRestaurante Casa GallegaRestaurante Ferreiro Paseo de FloridaAsador El MolinónSidrería Casa LuloRestaurante El Pato MudoRestaurante KuiruRestaurante La BuganvillaRestaurante La MarRestaurante Adri.

Nosotros hemos abierto la veda en uno de los restaurantes más atractivos de la lista, a nuestro parecer: Restaurante que si quieres arroz Catalina.

Empezamos catando el surtido de panes y regañás almonteñas en alioli mantecoso. Entonces hicieron su aparición unas anchoas de Santoña montadas en pan de cristal sin tropezones peludos y en su punto de salazón.

Pasamos a mayores con un tartar de atún de almadraba robusto (¡viva la temporada del mejor atún!) con el picante muy bien afinado.

Tartar de atún de almadraba

Antes del arroz, todavía le hincamos el diente a unas piezas de cazón y unas croquetas de fritura ligera.

La paella valenciana canónica (con caracoles, en esta versión. En el menú de Que si quieres arroz, Catalina para esta ruta también se puede pedir arroz del señorito madrileño) que tuvimos la suerte de disfrutar es un prodigio de equilibrio entre la base sápida de las verduras, el brío de las carnes y el punteado de los caracoles. No aparecen ni el exceso de grasa ni de ‘sabor a tierra’ que tanto saturan a veces en este plato. Y qué bueno el socarrat

Que si quieres arroz Catalina socarrat

Rematamos con un tocinillo de cielo con cítricos y agridulces, también pensado y facturado con acierto.

Que si quieres arroz Catalina postre

Precio menú II Ruta de la paella y el arroz: 39€ por persona.

Horario:

Viernes a domingo: 13:00 – 18:30.

Palacio de la Misión, Calle Principal de Provincias, 9.

Restaurante LaVerónica es cocina, arte, diseño y DecorAcción

Aprovechamos que el evento anual DecorAcción se ha dejado sentir con fuerza este año en la fachada del restaurante LaVerónica (sí, todo junto) para pasarnos por el local a disfrutar de sus platos más característicos y contrastar el impulso que le dio la incorporación hace dos años de Mariana Gyalui, sobrina de la fundadora Tati Casado, a la cocina y la ambientación de este clásico del barrio de las Letras.

La Vaca Verónica, pequeño bistró  de la calle de la Verónica que abrió sus puertas a finales de los 80, fue el predecesor de LaVerónica, ubicado en la paralela Moratín y con una propuesta gastronómica muy similar: elaboraciones de siempre con el toque de la casa. La sencillez decorativa de La Vaca Verónica dio paso en la nueva encarnación del proyecto a obras de arte y mobiliario de diseño. Atención a la lámpara Hausman de los años 70, formada por más de 100 bombillas, que sobrevuela el espacio principal.

Organizamos la degustación alrededor de dos imprescindibles aquí, presentes en la carta desde sus inicios: la pasta con carabinero y la carne de vaca vieja. Antes probamos el escabeche suave de berenjena y pollo que, efectivamente, tiene un adobo sutil que deja percibir las cualidades de sus ingredientes; y el salmón marinado, entre las opciones sólo desde finales de primavera y hasta el final del verano, preparado también de forma que el sabor propio e incluso la textura del pescado no vean diluida su personalidad.

restaurante-laveronica-escabeche

Los dos buques insignia de LaVerónica despliegan sus valores desde que los platos cerámicos (por cierto, exclusivos del restaurante) que los soportan aparecen en la mesa. La pasta fresca de los carabineros recoge perfectamente el aroma y sabor del marisco. El conjunto te envuelve desde antes del primer bocado y entra por derecho en la memoria gustativa en la que conservas a los clásicos directos y sinceros.

restaurante-laveronica-pasta-carabinero-microplan

Terneza y potencia definen a la carne, de los mismos proveedores hace 25 años que hoy. Una garantía para propietarios y comensales.

restaurante-laveronica-vaca

Los postres siguen la misma línea de ismo estilizado que el resto de la carta. Tanto la tarta de queso con confitura de naranja amarga como la tarta Maruja de chocolate negro o blanco  con frambuesas son correctas pero adolecen en nuestra opinión de alguna nota que genere ese punto adictivo que debe tener el dulce.

Además de a la carta,se puede comer de menú entre semana a mediodía u optar por menús especiales. DEsayunos

Precio medio: 25 – 35 € por persona.

Horario:

Lunes a sábado: 10:00 – 2:00 / Domingos: 10:00 – 18:00.

Calle de Moratín, 38.

Chatos y estupefacciones

¿Nos lo pasamos bien poniéndole nombre a las actividades que organizamos? Sí, bastante bien. Y haciéndolas, mejor.

Una ronda de cuatro chatos (Definiciones de chato según el Diccionario del Vino: 1. Vaso para vino de forma peculiar, con desproporción en favor de la anchura con relación a la altura, y volumen reducido. 2. Por extensión, cantidad pequeña de vino.) en locales con carisma y entre local y local, mirar cara a cara a un Madrid carismático, poco conocido y sorprendente. Esa es la propuesta.

Hemos preparado dos recorridos diferentes: Lavapiés – La Paloma y Austrias – La Latina – La Paloma.  Las bodegas y tabernas que visitamos son distintas en cada uno de ellos, así como los rincones que te señalaremos y comentaremos para causarte la mayor de las estupefacciones.

chatos-estupefacciones-madrid-microplan

Chatos y estupefacciones (Lavapiés – La Paloma o Austrias – La Latina – La Paloma) · 15€ por persona · Grupos de 5 personas o más, 13€ por persona.

Próximas convocatorias, consultar agenda. Este microplán forma parte de nuestro catálogo, así que puedes solicitar que lo organicemos para ti y tu gente cuando quieras.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: