La auténtica cocina mexicana popular de Tequilero by Hoos

Lo dicen los mexicanos que viven en Madrid y los madrileños que han visitado México: uno de los referentes de la cocina callejera y popular mexicana (que es amplísima) es Tequilero by Hoos, el pequeño establecimiento del barrio de Salamanca que comanda Armando Oropeza (mexicano, cómo no).

Armando atesora una dilatada trayectoria en restauración que ha puesto desde finales de 2015 al servicio de su proyecto más personal. En efecto, el propietario e impulsor de la cocina de Tequilero ha traído productos y conceptos de México novedosos para el público español y los asocia a las preparaciones ya conocidas aquí o a otras menos frecuentes. Todas ellas tienen un deje indudablemente casero.

El ceviche de pulpo y gamba sobre tortillas fritas cumple su función de estimular el apetito y generar expectación.

Las rajas poblanas con cuitlacoche son unas ricas quesadillas, contundentes pero ligeras al mismo tiempo, plenas de sabor. Empieza aquí el espectáculo de las salsas, realizadas con chiles atípicos seleccionados por Armando en su tierra.

tequilero-rajas-poblanas-huitlacoche-microplan-madrid

Los sopes de cochinita pibil, compuestos de masa de maíz, lechuga, nata, frijol, queso y el clásico cerdo marinado con especias son un antojito tradicional del centro y el sur de México del que adolecen muchas cartas de restaurantes mexicanos en Madrid. Disfrutables.

tequilero-sopes-microplan-madrid

Muy interesante degustar unos tacos de pollo, ternera y verduras con el relleno presentado en un molcajete, el mortero mexicano moldeado sobre piedra volcánica.

tequilero-molcajete-microplan-madrid

Para refrescar el picante, recomendamos el helado de chicle.

tequilero-helado-chicle-microplan-madrid

Son muchos los detalles que hacen de una visita a Tequilero by Hoos una experiencia relevante. Pruébalo si quieres sentir un bocado del México real. Por cierto, tienen  también servicio de catering.

Precio medio: 20€ – 25€ por persona.

Horario:

Lunes: 13:00 – 16:30.

Martes a domingo: 13:00 – 16:30 y de 20:00 – 00:30.

Calle Maldonado, 75.

 

Impresionistas y modernos. Obras maestras de la Phillips Collection en CaixaForum

El estadounidense Duncan Phillips (1886 – 1966), nieto de un magnate del acero e hijo de un militar retirado y propietario de una fábrica de cristales, se licenció en Yale y viajó a París para estudiar arte. Allí conoció al marchante Paul Durand-Ruel y, apoyado en la fortuna familiar, empezó su colección adquiriendo a través de este las obras El almuerzo de los remeros de Renoir, Ensayo de ballet de Degas y El ballet español de Manet.

De vuelta en su ciudad natal, Washington D.C., se convierte en un reputado crítico de arte y continúa aumentando su colección de clásicos y contemporáneos de la pintura. Su padre y su hermano mueren y Duncan y su madre deciden crear en honor de ambos fallecidos la Phillips Memorial Art Gallery, inaugurada en 1921 en dependencias de la casa familiar de la capital de Estados Unidos. Con el tiempo y hasta hoy, toda la vivienda pasará a ser un museo de pintura contemporánea, el primero del continente americano (cinco años anterior a la creación del MOMA de Nueva York) y uno de los más importantes .

Lo que pretende Duncan Philips con su museo es mostrar a sus conciudadanos y a los turistas un diálogo instructivo entre, sobre todo, el arte impresionista, moderno y contemporáneo. Apuesta por jóvenes entonces semidesconocidos, como Georgia O’Keeffe, y coloca sus obras junto a las de grandes maestros como Picasso, Manet, Monet, Degas, Van Gogh…, señalando las conexiones sin atender a restricciones cronológicas o nacionales.

CaixaForum Madrid es el continente de una exposición que acoge 60 obras de la Phillips Collection organizadas en diferentes ámbitos temáticos: Clasicismo, romanticismo y realismo; Impresionismo y posimpresionismo; París y el cubismo; Intimismo y arte moderno; Naturaleza y expresionismo; y Expresionismo abstracto.

Todos los cuadros que han viajado son relevantes para comprender el devenir de la pintura en los últimos 150 años. Hemos tenido la oportunidad de asistir a una visita guiada a la exposición y os recomendamos que si queréis disfrutarla a fondo hagáis lo mismo.

¿Reconoces a los autores de estas obras?

Vangogh-Duncan-Phillips

Degas-Duncan-Phillips

Pollock-Duncan-Phillips

Hasta el 23 de octubre de 2016. 4€ excepto clientes de la Caixa, gratis.

Horario:

Todos los días: 10:00- 20:00.

CaixaForum, paseo del Prado, 36.

La casa de los Lagartos (que son salamandras)

Que a gustísimo se quedó quien decidió instalar dos farolas en la fachada de este edificio singular… En fin, a lo que vamos.
El arquitecto Benito González del Valle proyectó este inmueble en 1911 para José María Creus y Anduaga. Tiene 5 plantas de viviendas rematadas por (originalmente) tres estudios de pintura. La planta baja está ocupada desde el papel por locales comerciales.

La fachada tiene varias particularidades: la ausencia de balcones, omnipresentes en la arquitectura madrileña en el s. XIX y principios del s. XX; su homogeneidad y lisura, no hay pilastras ni otros elementos decorativos en relieve; la concepción racionalista de los vanos, meramente funcionales y recortados; los esgrafiados de estilo secesionista vienés (geometrismo y estilización vegetal, con cierto aire modernista); y los famosos lagartos de la cornisa, que dan nombre al edificio y que en realidad son salamandras.

Casa de los Lagartos
La fachada a la calle Mejía Lequerica es de grandes dimensiones y sin embargo, las otras dos no tienen más de 5 m. Por tanto, las viviendas son alargadas, con poco fondo y las distribuye un largo pasillo tangente a la medianera.

WASTED, tiempo al tiempo

El escenario de Teatro del Barrio está a tiempo parcial en julio ocupado por los espectadores de WASTED, obra de la actriz y poeta londinense Kate Tempest. El escenario, sí. Es una de las sorpresas en forma de ruptura de la cuarta pared que se van sucediendo en el trascurso de la representación. Y como son sorpresas, no decimos más.

WASTED es el retrato de tres amigos de 25 años que perdieron hace 10 al cuarto de la pandilla. Lo recuerdan y hacen balance de sus propias vidas. ¿La de Toni, el fallecido, habría sido diferente? Dani, Carlota y Edu, perdedores provisionales atrapados en rutinas y frustraciones, quieren creer (en principio), que sí. Si Toni pudo haber sido diferente, ellos también pueden llegar a serlo. ¿O no?

El cambio asociado a la madurez real, la que comporta tomar las riendas de la propia vida y conducirla adonde realmente se quiere llegar (iniciar un camino prometedor, al menos) es el paso al que se enfrentan los tres posadolescentes que monologan y se interrelacionan con textos llenos de su verdad, la de veinteañeros prematuramente estancados (para ellos es prematuramente tarde, como canta Josele Santiago en una canción de Los Enemigos). Tienen problemas reales y parecen amigos y más que amigos reales.

Se echa en falta, quizá, una mirada sobre los conflictos de los personajes desde un punto de vista externo, hay cierto ensimismamiento y determinismo (aunque la posadolescencia seguramente sea así) que resta amplitud a los mensajes. De hecho, si no estás en la mitad de tus veinte, sino que tienes algunos años más, te puedes sentir por momentos distanciado de lo que ocurre en… el escenario y alrededores. O a lo mejor lo que pasa es que no queremos acordarnos de cuando éramos así.

Muy recomendable seguir la trayectoria de los responsables de la adaptación y el montaje, Iván Morales e Íntims Produccions. Presente y futuro.

Hasta el 31 de julio.

Horario: 

De miércoles a sábado, 20:00.

Domingo, 18:00.

Precio: 12€.

Teatro del Barrio, calle Zurita, 20.

 

 

Tiradito & Pisco Bar, la apuesta de Omar Malpartida para la Ruta del ceviche y el tiradito

Y es que al joven pero contrastado chef peruano afincado en Madrid no le faltan proyectos que sumar a una iniciativa como la que este año ha tomado la Cámara de Comercio de Perú: la consolidación de la presencia de la gastronomía andina en España a través de una ruta protagonizada por dos de sus principales embajadores: el ceviche y el tiradito.

En efecto, Omar Malpartida juega con las distintas posibilidades que aportan las tradiciones y la modernidad de la cocina peruana en un puesto de comida callejera limeña ubicado en el mercado de Chamberí, en el recientemente inaugurado /M, local de Chueca donde diferentes gastronomías se reinterpretan a la peruana y en Tiradito & Pisco Bar, proyecto al que dio la vuelta cuando se hizo con sus riendas hace dos años y que se ha afianzado como uno de los máximos referentes de la gastronomía peruana contemporánea en Madrid.

Es Tiradito – Cocina peruana & Pisco Bar – (este es el nombre completo del establecimiento), por tanto, quien defiende el ceviche y el tiradito en una ruta madrileña y barcelonesa que empezó el pasado 15 de julio y terminará el día 26 de julio con el sorteo de un viaje a Lima para dos personas entre los comensales que hayan acudido en ese intervalo a los restaurantes que participan. Y cómo los defiende… En su escueta y estimulante carta de 12 platos (completada con dos menús de 5 y 7 platos), el ceviche y el tiradito aparecen en 4 formatos que incluyen materias primas amazónicas, del Pacifico y del interior de Perú y la creatividad de Omar y su equipo.

El tiradito picoso de corvina salvaje, leche de tigre de rocoto ahumado, boniato, choclo, canchita y sal de jamón pone en valor el pescado con un corte menos fino y más cercano al del sashimi que el que ofrecen otros salones peruanos. Se agradece porque se gana en contundencia. Imprescindible combinar todos los elementos en cada bocado, sobre todo no dejar de remojarlos con la leche de tigre.

tiradito-picoso

Mayor complejidad y un resultado igualmente sobresaliente ofrece el ceviche amazónico (imagen de portada) donde la corvina se relaciona con ají charapita, sachaculantro, palmito, plátano asado, canchita y sachatomate. La frescura del plato se protege con hielo seco. Las papilas gustativas reciben órdenes de todos los sabores a favor del conjunto.

Con todos los sabores se ha creado también el ceviche negroide. Los cefalópodos acevichados en leche de tigre y su propia tinta reciben aportes de ajo negro y ají en boca y el acompañamiento para rebajar la acidez y el picante (que no es ni mucho menos excesivo, en cualquier caso) de un pan de gambas casero con puré de boniato. El divertimento que sugieren el concepto y  las texturas es su nota más destacada.

ceviche-negroide

El ceviche caliente, cada vez más habitual en las cartas de los restaurantes peruanos capitalinos, llega sobre una hoja de maíz quemada e incluye el pescado del día con fermento de ají, chicha de jora, zumo de lima y almíbar de naranja. A su lado, plátano maduro cocinado a baja temperatura, muy crujiente. Curioso el regusto cárnico y umami de esta preparación. Sorprende.

ceviche-plancha

Precio medio: 35€ – 45€ por persona.

Horario:

Martes a jueves: 12:00 – 2:00.

Viernes y sábados: 12:00 – 3:00.

Domingos: 12:00 – 17:00.

Lunes, cerrado.

Calle Conde Duque, 13.

Asturias plural en el restaurante Asgaya

Empezamos desmintiendo nuestro titular: en el restaurante Asgaya no sólo hay cocina asturiana, hay preparaciones que vienen de otras tradiciones de la gastronomía española. Pero el cogollo de la carta sí es de raigambre astur, como el nombre del local, que significa ‘abundancia’.

El veterano restaurador de Pola de Allande Manuel Fernández, artífice en Madrid de las casas de comidas Vigamar’s, La Charca y el Hórreo Asturiano está detrás de la mezcla de tradición y modernidad que define las maneras de Asgaya tanto en los fogones como en la sala y la terraza climatizada.

Renovación con respeto máximo a la materia prima la ofrece la vieira sobre crema de guisantes (imagen de portada). Los matices cítricos completan un entrante bien conjuntado, elegante y sencillo.

La lasaña de centolla apenas tiene pasta y su textura y sabor son los de un pastel de crustáceo y pescado. Advertimos alguna discordancia menor en un plato muy disfrutable.

restaurante-asgaya-microplan-lasana-centolla

Fabes y compango de calidad en una fabada de caldo más que correctamente ligado. Y asgaya, desde luego, en la ración. El punto de sal, muy alto, cuidado.

Restaurante Asgaya Fabada Microplán Madrid

Otro clásico de la cocina casera asturiana, el cachopo, se hace aquí con solomillo de ternera y, acertadísima decisión, no se emborrona esa carne superior con un exceso de jamón y queso. Se ha seguido el camino contrario al de los retaurantes que malogran sus cachopos por desidia o por apartarlos de su esencia popular.

Los postres más identificados con Asturias, el arroz con leche y la tarta de manzana, son resueltos con solvencia pero no están a la altura de lo vivido anteriormente en la mesa.

El maitre nos facilitó el maridaje entre sidras achampanadas, naturales, de distintos tipos de manzana… Buena experiencia que redondea el notable general.

Precio medio: 35-45€ por persona.

Horario:

Lunes a domingo: 13:30 – 17:00 y 20:30 – 1:00.

Calle de Doctor Fleming, 42.

 

 

Alta cultura en Chamberí

Hay manifestaciones culturales en Chamberí más allá de las que provee el Museo Sorolla (que ya justifica una visita cultureta al barrio). La arquitectura industrial artística del primer depósito elevado del canal de Isabel II, hoy relevante sala de exposiciones, edificios neomudéjares y neobarrocos, la Institución Libre de Enseñanza… Y ahora, además, la expo “My two pence” del artista Ángel, ubicada en diferentes espacios del hotel Miguel Ángel.

Te proponemos experimentar todo ello de una forma muy particular (nunca mejor dicho). Contáctanos en el e-mail reservas@microplanmadrid.com, el teléfono 695 97 29 37 o a través de nuestro formulario y hazte con una plaza para el grupo reducido que el jueves 21 de julio a las 18:30 recorrerá con nosotros el barrio de Chamberí al encuentro de sus hitos artísticos más interesantes para terminar en el hotel Miguel Ángel, donde Ángel nos hará una especialísima visita guiada para que conozcamos a fondo las motivaciones, materiales y técnicas que ha empleado en la confección de las obras de “My two pence”. Su trabajo surge de experiencias y sensaciones nacidas de su estancia en diferentes países a lo largo de su vida. Un imaginario que se enriquece a partir de la convivencia con ambientes multiculturales, arquitecturas, naturalezas y sociedades dispares.

Jueves 21 de julio, 11:00 · Chamberí + “My two pence” de Ángel · 120 min. 10€. Punto de encuentro: entrada al depósito elevado del canal de Isabel II, c/ Santa Engracia, 125.

Consulta nuestra agenda y descubre más formas de experimentar Madrid.

chamberi-angel-microplan

Visita al cementerio de la Almudena y al Civil

La necrópolis o cementerio del Este se crea bajo la influencia higienista que reforzaba lo que ya se había intentado en el reinado de Carlos III y empezado a realizar en el de José Bonaparte, la construcción de camposantos fuera del núcleo urbano de las ciudades españolas. En 1868 los cementerios pasan a ser de titularidad municipal y en 1876 el ayuntamiento de Madrid saca a concurso la edificación de este complejo funerario.

El concurso lo ganan los arquitectos Fernando Arbós y Tremanti y José Urioste y Velada, gente de apellidos y criterio estilístico compuestos: el cementerio se empieza a construir en 1878 en trazas modernistas, neomudéjares y protoeclécticas. Vivo ejemplo es la portada del recinto (imagen que encabeza estas líneas).

En 1884 se habilita de urgencia un espacio que se va a denominar cementerio de la Almudena dentro de la necrópolis en obras con el objetivo de enterrar a los fallecidos por la epidemia de cólera que se había desatado ese mismo año. La necrópolis del Este, cuya construcción se prolongaría en una primera fase hasta 1925 (se produjo una ampliación en 1955) acabaría englobando al cementerio de la Almudena y también el cementerio Civil, del que enseguida te contaremos lo que corresponde.

En las siguientes fotos puedes ver cómo son algunos de los edificios de servicio del cementerio que hoy todos los madrileños conocemos como de la Almudena y que se corresponden con el proyecto original (las dos primeras); y la capilla modernista y neomudéjar que diseñó Francisco García Nava en 1905 de acuerdo a aquel y que no se inauguraría hasta 1925.

Entrada al cementerio de la Almudena

Cementerio Almudena edificio mantenimiento

Capilla del cementerio de la Almudena

Es muy interesante el paseo entre mausoleos y tumbas.

Mausoleo del cementerio de la Almudena

Mausoleo del cementerio de la Almudena

Ahí va el origen del cementerio Civil: una Real Orden de 1883 impone que las poblaciones españolas de más de 600 habitantes deben crear cementerios civiles separados de los católicos. Por ello, desde 1884 Madrid cuenta con un cementerio para ateos y difuntos de diferentes confesiones religiosas separado de la primitiva necrópolis del Este por la actual avenida de Daroca, antiguo camino a Vicálvaro.

El cementerio Civil alberga los restos de personajes relevantes de la cultura y la política españolas como los escritores Pío Baroja y Blas de Otero, el fundador del PSOE y la UGT Pablo Iglesias o el presidente de la Primera República Pi y Margall. Algunos de los mausoleos se hicieron con marcada intencionalidad ideológica, como el dedicado a los librepensadores o el del mismo Pablo Iglesias, que te traemos aquí.

Mausoleo de Pablo Iglesias en el cementerio Civil

Destaca en el conjunto la tumba monumental del citado Pi y Margall. En nuestra foto despide arcoiris, qué curioso.

Mausoleo Pi y Margall en el cementerio Civil

Algunos de los inhumados en el cementerio Civil fueron removidos de otros cementerios para ser trasladados y homenajeados aquí: Nicolás Salmerón, Francisco Largo Caballero

Más difícil de visitar es el cementerio Hebreo de Madrid , que comparte una tapia con el Civil y tiene dos puertas propias.

  • Cementerio de la Almudena 

Horario:

1 de abril a 4 de noviembre: de 8:00 a 19:30.

5 de noviembre a 31 de marzo: de 8:00 a 19:00.

Avenida de Daroca, 90.

  • Cementerio Civil

Horario:

1 de abril a 4 de noviembre: de 8:00 a 19:30.

5 de noviembre a 31 de marzo: de 8:00 a 19:00.

Calle Nicolás Salmerón, 2.

Nada es lo que parece. Los lugares transportados de Robbins&Becher

Situaciones que creemos propias de un lugar concreto, de un contexto histórico y cultural determinado, pero que sin embargo presentan enormes parecidos con otras que están a kilómetros de distancia. Son los desplazamientos, los lugares transportados, hilo conductor de la propuesta veraniega del Museo ICO dentro del marco del Festival Internacional PhotoEspaña’16.

Los artistas, Andrea Robbins y Max Becher, pareja artística y sentimental, usan la fotografía como medio para provocar al espectador una serie de preguntas que quizá nunca se había planteado. A través de series cuidadosamente expuestas, bajo un discurso común y estableciendo meditadas conexiones entre ellas, los artistas y también comisarios de la muestra aluden a los grandes discursos de la historia, que damos como válidos pero que sin embargo no tienen por qué ser tan evidentes. Nos hacen pensar sobre el valor de la copia y el original e incluso sobre el significado mismo de estos conceptos. La idea de identidad, como cualidad innata o construida es también protagonista de la muestra como lo son los imaginarios colectivos.

museo-ico-microplan

Todo puede ser desplazado: desde edificios a ciudades enteras, desde la indumentaria a toda una comunidad: una Holanda en China o Japón, el Spaguetti Western almeriense, las huellas del colonialismo alemán en Namibia y los Black Cowboys te esperan para despertar interrogantes.

museo-ico-microplan-madrid

No te pierdas esta exposición con gran aceptación de público que, sin duda, no deja indiferente.

Crítica de Laia García Garrido, gestora cultural.

Hasta el 11 de Septiembre de 2016. Gratis.

Horario: de martes a sábado: 11:00- 20:00. Domingos: 10:00 – 14:00.

Museo ICO, calle Zorrilla, 3.

Café del Jardín del Museo del Romanticismo

Ha pasado casi un lustro desde que el patio del Museo del Romanticismo se transformó en el Café del Jardín. Es ya un clásico de la paz en Madrid.

El jardín puedes disfrutarlo como salón de té (buenos y baratos desayunos y meriendas) o a tu aire, y esa libertad de uso y disfrute (por cierto, no tienes que pagar la entrada al museo para entrar a este rincón) es una de las razones que lo convierten en uno de los ‘reservados’ de la ciudad que más nos gustan.

En torno a la fuente de finales del siglo XVIII, misma época en la que se edifica el palacio del marqués de Matallana, convertido a principios del siglo XX en el actual Museo, o en los otros microespacios del patio, el sol entreverado o la sombra neta te miman como prefieras. cafe-jardin-romanticismo-museo-microplan

Nosotros lo vemos como lo hemos fotografiado, con el espíritu del Romanticismo bien impregnado: tiene naturaleza a medio organizar y cada cual lo vive a su modo.

  • Café del Jardín

Horario:

1 de mayo a 31 de octubre: de 9:30 a 18:30 horas de martes a sábado.

1 de noviembre a 30 de abril: de 9:30 a 20:30 horas.

Los domingos abre de 10:00 a 15:00 horas todo el año.

Museo del Romanticismo, calle de San Mateo, 13.

A %d blogueros les gusta esto: