Archivo de la etiqueta: Cocina mexicana

La autenticidad de Chihuahua Tacos & Tragos

El mexicano Luis Eduardo Porras fundó en 1995 un restaurante de cocina de su país con toques tex-mex en la zona comercial de La Moraleja. Le puso un nombre que acabaría resultando paradójico, Malpaso, porque el negocio fue un éxito. Finalizada aquella experiencia, Luis Eduardo renovaría la fórmula en un pequeño establecimiento de Alameda de Osuna, ¡No q No? Gastrobar, propuesto como med-mex pero con mucho fondo de calle mexicana genuina (como ocurría en el primer local), que se ha convertido en lugar de peregrinaje de foodies de Madrid (mexicanos residentes en la capital incluidos).

Natalia Guerrero y Manuel Díaz eran clientes de Malpaso y desde finales de 2016 son socios de Luis Eduardo en Chihuahua Tacos & Tragos, que se ubica en el mismo entorno que aquel proyecto primigenio. Un primer vistazo a la carta nos remite de nuevo al tex-mex (burritos, fajitas…), mero gancho para atraer al comensal español poco ducho en cocina mexicana y, si se deja, conducirle a caminos más relevantes gastronómicamente. Lo suyo es hablar con Luis Eduardo y dejar que te guíe por los matices estatales de la federación mexicana: por recomendación suya degustamos para bien (y muy bien) los tacos dorados o flautas, que son tortillas de maíz fritas y rellenas de pollo servidas con salsa verde y crema agria que proceden de Sinaloa. Y más tacos: de cochinita pibil, ese guiso yucateca de carne de cerdo en hebras con salsa de finas hierbas y horneada en su jugo con axiote; de tinga poblana, elaborada con pollo deshebrado con tomate y salsa de chile chipotle. Pudimos probar unos y otros con tortillas de maíz azul, infrecuentes en Madrid. Imprescindible el mole poblano de 28 ingredientes (trabajado tan bien como en ¡No q No? Gastrobar, donde completa un plato extraordinario con pato), aquí clásico, derramado sobre piezas de pollo.

cof

chihuahua-microplan-madrid-cochinita-pibil

También hay profundidad en los postres, como el singular pastel de elote acompañado con helado de leche de coco. Es muy refrescante y divertido el mango en almíbar con helado de mascarpone y chile piquín.

Diferentes cervezas mexicanas y amplia selección de tequilas y mezcales en un apartado líquido que se ha reforzado recientemente con una coctelería de mucho nivel.

Muy agradable la decoración, empezando por ese colorido chihuahua facetado que preside la barra y es la imagen de la casa y con un punto destacado en la amplia terraza.

Artículo de Adrián P. G.
Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

Precio medio a la carta: 25€.

Horario:

De miércoles a domingo: 13:00-17:00 y 20:00-00:00.

Calle del Camino del Cura, 10.

Anuncios

El med–mex de ¡No q No? Gastrobar

Vaya follón de titular, pensarás… Clarifiquemos.

¡No q No? es un antro mexicano de 7 mesas ubicado en un área de Alameda de Osuna que parece puramente residencial pero esconde alguna sorpresa gastro más, como Bahía Taberna. Al fundador de ¡No q No?, Luis Porras, lo retaron a ponerle ese nombre a su proyecto restaurador, que sucedía en 2014 a otro que lanzó en el centro comercial de la Moraleja. Los mexicanos, ante los desafíos, como los españoles. ¿A que no hay…? Pues ahí lo tienes.

La cocina med–mex es de raíz mexicana con toques mediterráneos. Ojo, no es fusión entre una y otra. De hecho, en ¡No q No? lo que aparece en la carta actualmente remite de forma directa a las calles de México D. F. o Puebla. Lo mediterráneo hay que buscarlo en los detalles que completan los platos y en su gusto general (picante rebajado).

Ineludible el guacamole, preparado a diario en molcajete, sin tomate y bien punteado de cilantro. Qué bien fluye y qué adictiva es la grasa vegetal cuando se la trata como es debido.

Queso del bajío, queso cholula, enchiladas poblanas y potosinas (más picantes), tacos… El grueso de la carta de principales está formado por clásicos mexicanos informales para compartir. Disfrutamos de los tacos de cochinita pibil, desde su bonita presentación en cazuela de barro a su sabor redondo a guiso profundo. Se acompaña de salsas de diferentes chiles y de crema agria.

Destacadísimo el pato con mole poblano, acierto total en el equilibrio entre el chocolate y las especias de la salsa por un lado y las hebras de carne confitada del ave por el otro. Lo de que algo va por su lado en este plato es solo una forma de hablar, desde luego…

pato-mole-noqno-micropla-madrid

De postre, tarta de queso flambeada al tequila, original y conseguida.

noqno-gastrobar-microplan-queso-tequila

Cervezas mexicanas de las más conocidas por estos lares en el apartado líquido. En la barra, cócteles y micheladas.

Por cierto, Luis Porras ha abierto recientemente otro restaurante, Chihuahua, tacos & tragos, cerca de donde estuvo su primera apuesta. Ya os contaremos…

Artículo de Adrián P. G.
Director de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com

 

Precio medio a la carta: 18€ – 25€.

Horario:

De martes a domingo: 13:00-17:00 y 20:00-00:00.

Calle de la Bahía de Palma, 7A.