Todas las entradas por Microplán Madrid

Planes. Gastronomía. Arte. Ocio. Historia. Madrileñismo. Microplán Madrid es un proyecto de difusión de la cultura madrileña.

Vistazo atrás (IV): el puente-acueducto de Amaniel

En 1848, Bravo Murillo, ministro de Instrucción, Comercio y Obras Públicas, encargó a una comisión de ingenieros y urbanistas un estudio sobre la conducción de aguas de los ríos de la sierra madrileña a la capital.

De esa forma, se pretendía mejorar el suministro a una ciudad cuyo crecimiento hacía ineficaces los viajes de agua con los que se había canalizado desde la Edad Media el agua desde depósitos subterráneos y pozos de captación de lluvias ubicados al norte y noreste de Madrid hasta el núcleo urbano.

El estudio concluye que la mejor opción es traer agua del Lozoya hasta los alrededores de Chamberí mediante una conducción de más de 70 km, donde se instalaría un depósito con capacidad para abastecer de agua a la población durante cinco días.

El proyecto se materializa entre los años 1851 y 1858. Es preciso construir la presa del Pontón de la Oliva, túneles, canales y puentes-acueductos para que finalmente, el 24 de junio de 1858 se inaugurara el Canal de Isabel II con presencia de la reina.

El puente-acueducto de Amaniel

El de Amaniel es uno de los puentes-acueducto de los que se construyeron entonces al norte de Madrid, en el actual barrio de Tetuán. Los demás, mejor o peor tratados por las obras del PAO del Paseo de la Dirección son más o menos visibles en torno al parque Agustín Rodríguez Sahagún y en las calles colindantes. Otro día os hablamos de ellos.

Este vistazo atrás lo protagoniza la instantánea de Charles Clifford de 1858 que puedes ver más arriba. El fotógrafo de origen galés afincado en España retrató las infraestructuras del Canal de Isabel II, entre muchos otros asuntos madrileños. En la imagen vemos los 120 m de largo del puente-acueducto, construido en ladrillo con 17 arcos de medio punto.

La edificación de la calle Pablo Iglesias en Tetuán supuso el ‘hundimiento’ de los arcos. Hoy el puente-acueducto presenta un notable deterioro y sus arcos son utilizados para pernoctar por personas sin hogar. Los vecinos abogan por la peatonalización del puente con el objeto de que les permita superar fácilmente el desnivel de la calle.

Adrián P. G.

Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

Anuncios

Expo en la Imprenta Municipal + el mejor bacalao rebozado de Madrid

La Imprenta Municipal es uno de los micromuseos de Madrid que más merecen visita recurrente. El edificio racionalista de los años 30 que se construyó para la institución cuando funcionaba como imprenta del Ayuntamiento de Madrid ya pide un vistazo. Otro más largo hay que dedicarle a los fondos permanentes de la Imprenta Municipal que, en su planta baja, a través de herramientas de impresión históricas muestran las técnicas que se han utilizado desde el siglo XV hasta el siglo XX para producir todo tipo de publicaciones. Además, es el espacio en el que se desarrollan talleres profesionales de impresión tipográfica, encuadernación artesanal, encuadernación artística y restauración.

Papel, pluma, tinta, plomo, edición…una muestra de impresión en la Imprenta Municipal

La planta superior acoge expos temporales relacionadas con distintos aspectos de lo que rodea al sector de la edición. Hasta el 14 de octubre alberga Papel, pluma, tinta, plomo, edición…una muestra de impresión [gratis todos los días], selección de piezas de la Colección Del Olmo & Vilas, incorporada recientemente al patrimonio municipal madrileño. El conjunto completo consta de setenta mil trescientas setenta y una piezas, entre libros, folletos, carteles, calendarios, prospectos, muestrarios de papel, plumas, prensas, imprentas, chibaletes, objetos de escritorio, escribanías, etcétera.

Lo más relevante de la colección es la biblioteca, compuesta por obras sobre la imprenta, la escritura y caligrafía y la edición de los siglos XVI – XX.

expo-imprenta-municipal

expo-imprenta-municipal-museo

Los comisarios de la expo son los propios donantes de las obras, Javier García del Olmo y Esther Vilas Toledo. Han elegido para la ocasión cientos de piezas representativas de su erudición coleccionista en el campo de las Artes Gráficas.

Casa Revuelta o el mejor bacalao de Madrid

Las tabernas tradicionales de la estirpe de Casa Revuelta tienden a la superespecialización en un producto o plato. El bacalao rebozado [3 € por tajada] de este pequeño enclave castizo es bien conocido por todos los comilones madrileños aficionados a los clásicos gastronómicos de la ciudad. De carne tierna pero firme, es decir, en su punto, el bacalao o de Casa Revuelta se sirve desespinado y envuelto en el color oro mate que le confiere su rebozado fino y casi crujiente.

bacalao-casa-revuelta

El bacalao rebozado de Casa Revuelta es un imprescindible de Madrid. También recomendable para conocer la idiosincrasia tabernera de la ciudad es probar sus callos a la madrileña (solo los proponen los miércoles durante todo el día y los jueves a mediodía y no tienen morro, ay) y sus torreznos.

De beber, chatos [0,80 € cada uno]de la frasca o cañas bien tiradas.

Microplán 60 min: Visita a la exposición ‘Papel, pluma, tinta, plomo, edición…una muestra de impresión’ (30 min) + trayecto a pie (5 min) + degustación de una tajada de bacalao y un chato de blanco en Casa Revuelta (25 min) = 3,80 € por persona

Si tienes más tiempo:

Muy cerca de Casa Revuelta hay otra taberna de esas con mucho poso: la cientocincuentenaria Bodegas Ricla.

Adrián P. G.

Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

El de Hielo y Carbón es el brunch con vistas para omnívoros, onmívoros

El brunch de los domingos del restaurante Hielo y Carbón adopta y adapta la carta española y peruana del establecimiento, que ocupa gran parte de la primera planta del hotel Hyatt Centric Gran Vía Madrid.

La fórmula de este brunch es la de buffet libre con horario de 13:00 a 16:00. Recomendamos llegar a las 13:00 para vivir la experiencia completa, empezando por elegir mesa (si se puede) junto a los ventanales con buenas vistas a la Gran Vía que son uno de los grandes atractivos de Hielo y Carbón.

El buffet se distribuye en diferentes espacios. La zona ‘Hielo’ es una barra de marisco español, alguna preparación peruana y sushi. Ricos mejillones picantes, gambones, ostras, cigalitas, causa limeña, nigiris…

‘Carbón’ es el patio madrileño en el que levantas la tapa de una cazuela y aparecen nada más y nada menos que unos suculentos callos. Hay más platos calientes notables, como lomo saltado, arroz chaufa, lubina a la plancha o huevos benedictine (es un brunch atípico yuxtapuesto a uno clásico). En este entorno es visible la cocina. Enfrente de lo cocinado puedes echarle al plato embutido, queso y ahumados. Ninguna sorpresa desagradable, buen tono general con destacados como el jamón o el salmón. También está aquí el Rincón del Dulce, con distintos chocolates, crepes, gofres, pancakes, fruta fresca.

callos

Cerveza y vino no están incluidos en el buffet, pero hay una barra donde aprovisionarse de zumos naturales, batidos desintoxicantes, cava, pisco sour y otros cócteles.

zumos

Como has leído, la variedad es apabullante. Y hay más: sirven un buen arroz en las mesas a quien le apetezca según pudimos comprobar y, nos han comentado, también arepas y otros platos en ocasiones.

Dj y cantante puntean de música en directo un brunch con pocos altibajos, que merece ser disfrutado con calma y cubriendo las etapas del desayuno, el aperitivo y la comida.

musica

Adrián P. G.

Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

Precio: 35€

>>> Info útil <<<

¿Un rocódromo masónico?

El rocódromo del parque Enrique Tierno Galván, también conocido como rocódromo del Planetario, esconde a ojos vista diferentes símbolos masónicos. Los esconde porque no se enunciaron como tales en el proyecto de parque que el arquitecto Manuel Ayllón diseñó para el entorno de la antigua estación de Delicias, el Planetario y el tramo sur del río Manzanares.

El parque se le encargó al mencionado arquitecto como un elemento más del Pasillo Verde, construido sobre el soterramiento de vías ferroviarias del distrito de Arganzuela (desde Príncipe Pío hasta Delicias, para ser exactos). Todo el Pasillo Verde está trufado de símbolos de la masonería que en el rocódromo, en realidad Puerta Sur del parque Enrique Tierno Galván, se repiten y se completan con los elementos que os vamos a relatar ahora.

Piezas fundamentales de la arquitectura masónica de Madrid

El acceso a la Puerta del Sur es un puente en cuyas barandas aparecen figuras geométricas construidas con triángulos perfectos y círculos como indicadores del equilibrio, la proporcionalidad y la armonía que propugna la arquitectura masónica.

En la plataforma en la que está ubicada la puerta monumental hay un damero con baldosas blancas y negras al estilo de los suelos de las logias masónicas. Allí se alza una construcción de 33 m de hormigón con un enorme óculo que representa el punto de encuentro de la Tierra y lo celestial, la Puerta del Cielo, simbología reforzada por la columna tubo de bronce de 49 m (7 x 7, este número, el tres y el cinco, son los que más carga de significado tienen para los masones). Según los masones, por la columna baja a la Tierra lo celestial, y viceversa.

Más detalles: la mole de hormigón tiene tres farolas a cada lado, otro 33, la Edad de Cristo en su muerte. Por su parte, la columna de bronce tiene en lo alto la siguiente inscripción: ‘A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo’.

Esta Puerta del Cielo masónica está en lo que la asociación considera el centro sagrado de la ciudad. El centro simboliza la unión, la intersección de todas las fuerzas de la vida. Es el lugar en el que se cruzan los ejes masónicos de Madrid que unen el Observatorio Astronómico en el Cerrillo de San Blas (parque del Retiro) con el Cerro de los Ángeles, centro geográfico de España ubicado en el municipio de Getafe y el que va desde la antigua ermita de Santa Cruz, cerca del comienzo de la calle Atocha y pasando por la torre de hierro Laus Deo junto a la estación de Delicias conduce hasta Jerusalén, primordial enclave masónico.

rocodromo-planetario

El Pasillo Verde y el Parque Enrique Tierno Galván se construyeron por iniciativa de RENFE y el Ayuntamiento de Madrid, pero no consta en ningún documento quién pagó la Puerta del Sur.

Es un rocódromo, sí

El puente y el elemento de hormigón son un rocódromo que perfeccionó el Ayuntamiento hace unos años sobre la base que habían ido generando aficionados al montañismo. Estos fueron colocando en diferentes puntos presas de resina y piedra y travesías para escalar con cuerda.

Hay escenarios de diferente dificultad, dos techos muy desplomados, dos paredes largas y un paredón de 12 m. Según los expertos, la dificultad del conjunto es media-alta.

Adrián P. G.

Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

Escape room en el sur de Madrid (Leganés) + merienda retro hipster

Hay un escape room en Leganés (zona sur de Madrid) que nos acaba de encandilar. Y hay un restaurante en el entorno del escape room que hemos reconfirmado que propone algo único en su ubicación y bien trabajado. Por tanto, hay microplán.

Atrapados por el escape room desde el principio

Piratas, una batalla naval, un motín, un barco que se hunde… ¿Cómo gestionar tanto follón y no morir virtualmente en el intento? Eso es lo que fuimos descubriendo los cuatro amigos que aceptamos el reto de salir airosos de la primera sala de escape room operativa de The Last Monkey [15 € por persona] un sábado de junio a las 18:30. Obviamente, no te vamos a desvelar los juegos que tuvimos que ir superando, pero sí queremos destacar que eran ingeniosos y variados y que estaban muy bien atrezzados. En cuanto se presente la ocasión, intentaremos escapar de las garras del perturbado Dr Mad en la otra sala.

the-last-monkey

El barco estaba sumergiéndose en el óceano cuando conseguimos salir de él (la sala pirata de este escape room es para todas las edades, lo que no quiere decir que sea facilona), así que nos dirigimos con los pies virtualmente remojados hacia el gastrobar Rita la Cantaora.

Los perritos y las tartas de Rita la Cantaora

Esta vez llegamos a esta rara avis de Leganés, que apuesta por una cocina internacional reinterpretada a la española (por ingredientes y técnicas) y una decoración retro tirando a hipster, a la hora de la merienda. La cosa consistió en perritos calientes ibéricos con alioli de manzana [6,75 € cada perrito], con una salchicha fresca, pues eso, ibérica, de carnicería; y porciones de tarta [4,50 € cada porción].

Rico el ingrediente principal y sabor interesante con un punto de dulzor muy alto en el alioli del perrito. Como íbamos 4 personas, pedimos cuatro porciones de diferentes tartas, una de zanahoria, dos de muerte por chocolate y otra de red velvet. La que más nos convenció fue la de remolacha, más redonda incluso que la de chocolate que también nos gustó mucho y es contundente, muy bizcocho. La de zanahoria, aquí, solo para muy golosos. De beber, apeteció un doble de una cerveza industrial clásica madrileña de grifo [2,50 €].

perrito-iberico-rita-cantaora

Microplán 90 min: Juego de escape room en The Last Monkey (50 min) + trayecto a pie (10 min) + merienda en Rita La Cantaora (30 min) = 28,75 € por persona

Adrián P. G.
Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com

Nueva casa de los arroces y las paellas en La Latina

Que te entre gusa específica de buen arroz dando una vuelta por centro de Madrid es una dura prueba para comilones con poca tolerancia a la frustración. Los locales que no chapucean presuntas paellas y otros arroces timaguiris (espantaguiris si alguna vez han comido un arroz bien cocinado) brillan por su ausencia por allí. Desde hace aproximadamente un mes, Antigua Casa de la Paella propone en el barrio de La Latina una extensa carta de arroces secos y melosos a la que sí se le puede hincar ese diente antojado de arroz de punto justo e ingredientes sabrosos y saborizantes.

Los propietarios de Antigua Casa de la Paella son los mismos que gestionan otros proyectos gastronómicos en el mismo entorno, Cubiertos de Gloria y Taste Gallery. En los tres locales se pretende satisfacer a un público local y foráneo que aprecie la cocina tradicional española esmerada.

En el establecimiento especializado en arroz que acabamos de conocer, la decoración se basa en el viaje. Su máxima expresión es la barra de maletas que preside la sala principal.

Entrándole a Antigua Casa de la Paella

Vamos a reseñar algunos de los entrantes que probamos en nuestra visita. Con un vino previo a la comida catamos un rico pincho de pulpo a la brasa sobre parmentier de patata (en la terraza, muy agradable, sin tráfico).

Un cubo de mantequilla francesa y panes de calidad nos esperaban en la mesa. Eso es ser bien recibido.

Entramos en materia con unas croquetas de jamón que son pura crema envuelta en un rebozado contundente pero nada aceitoso y con un atractivo crunch.

El steak tartar de solomillo sobre tuétano asado nos hizo pensar en la posibilidad de una combinación más pura de sabores. Para nuestro paladar, un aderezo más suave los habría potenciado.

La tortilla de bacalao confitado con cebolla es el entrante que más recomendamos, muy bien de fondo y forma.

tortilla-bacalao-antigua-paella

Paellas y arroces para disfrutar en La Latina

Vamos con la cata de la sección estrella de la carta de Antigua Casa de la Paella, la de arroces, por supuesto.

La paella de verduras de temporada se presenta con un arroz e ingredientes mordibles, en su punto y con texturas naturales, respectivamente. Ligera, no se le puede reprochar nada.

El arroz meloso de bogavante tiene finura sin decaer en sabor. De los que no cansan.

Más potente (¡precaución!) por materias primas empleadas y condimentos es el arroz meloso con pollo de corral, boletus y foie. Buenas texturas.

arroz-foie

La paella valenciana es la de verdad con el toque del chef, que para eso manda en la cocina. Medido socarrat. Es la que nos pareció más redonda junto a la de bogavante.

En cuanto a los postres, bueno el nivel de preparaciones tradicionales como la tarta de queso con mermelada de melón, el arroz con leche y el strudell de manzana.

postres-antigua-casa

Texto y fotos de Adrián P. G.

Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

Precio medio a la carta: 35€

>> Info útil <<<

Mawey, la taquería moderna

Los responsables de Mawey Taco Bar, establecimiento que pretende actualizar los usos y costumbres de la taquería tradicional con un toque de vanguardia en la cocina y con un servicio esmerado, son Fernando Carrasco, ex de Punto MX, el único restaurante mexicano de Madrid con estrella Michelín, y Julián Barros, Gran Diplome de Le Cordon Bleu y ex de varios restaurantes también estrellados.

Lo que experimentamos en nuestra visita a Mawey (maguey = agave; wey =amigo, aunque puede significar otras cosas) fue una cocina mexicana de ley pero ‘evolucionada’, como dicen sus artífices, que tira del recetario tradicional del país norteamericano y de productos de nuestro lado del charco para componer auténticas virguerías.

El mejor taco que hemos catado últimamente, que coincide que casi seguro es el mejor taco que nunca hayamos catado es de Mawey. Se trata de su taco del Gobernador con queso Oaxaca y polvo de kikos. El olor a crustáceo de calidad marcado en la plancha que lo envuelve cuando lo sirven ya prefigura el disfrute máximo que aporta.

taco-gobernador.JPG

Nos vamos ahora al principio de nuestra comida en este local recientemente abierto en Chamberí para hablaros de su guacamole casero con totopos (de dos colores, detalles), de textura más mantequillosa que en otras taquerías, fresco y delicioso.

Antes de los tacos también le dimos a las mollejas de ternera salteadas y enchipotladas, bien picosas pero con todos sus matices intactos, buena armonía.

mawey-mollejas

Volvemos a los tacos para reseñar el que han creado con oreja, sepia y chile habanero. Extraordinario, aunque echamos en falta que lo redondeara alguna nota crujiente, y el de cochinita pibil con x’nipec (salsa yucateca cuyo nombre maya se traduce como ‘hocico de perro’ y que lleva chile habanero, cebolla, tomate, cilantro, naranja agria, sal y pimienta), que nos dejó claro que en Mawey los guisos mexicanos clásicos también se resuelven a las mil maravillas.

mawey-cochinita

Como solemos hacer nos saltamos el postre (otra vez será) y pasamos directamente a degustar unas margaritas, la clásica y la Chapo Guzmán. Felícisimo remate.

La carta de líquidos incluye también cervezas mexicanas, micheladas.

Texto de Adrián P. G.
Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com
Fotos de Adrián Sotés
loscreacionistas@yahoo.com

 

Escucha en Spotify mi disco autoeditado:
Los Creacionistas – La gravedad de los seres 
distantes 
También disponible en AppleMusic

Precio medio a la carta: 25€

Info útil

Restaurantes para (casi) todas las ocasiones

Apúntate estos tres restaurantes de Madrid de distintos perfiles y ubicaciones que te pueden cubrir necesidades zampadoras variadas:

El Aliño | Rafael Calvo, 40 | 91 310 00 74 |
·
En este restaurante de Chamberí lo único que seguro que no puedes hacer es merendar (consulta los horarios en su web, varían mucho según los días). Por lo demás  hay desayunos, menús de mediodía y noche y comidas y cenas a la carta. De lo que te podemos hablar por experiencia propia es del menú de la cena, que incluye 4 primeros y 4 segundos apetecibles para elegir con bebida, postre e invitación a una copa en un local cercano incluidos por 16,90 €. Te recomendamos los espárragos verdes crujientes de primero y la pasta negra con sepia y almejas de segundo, platos muy logrados. Interesantísima relación calidad-precio en sus salas de ambiente clásico y relajante.

aliño-esparragos

| Taste Gallery | Plaza de San Miguel, 8 | 91 758 93 39 |

Establecimiento todoterreno (excepto si quieres desayunar, abren a las 11:00) que lo mismo te sirve para un tapeo que para una comida o cena con platos para compartir o individuales, para una quedada a tomar copas e incluso para organizar un evento. Disponen de barra, mesas altas, mesas convencionales, cueva abovedada (The Cave) y terraza. La carta también es para todos, se basa en la gastronomía española más transversal (solomillo de ternera con salsa de queso, arroz negro, alcachofas a la plancha, papas arrugás con mojo) con algún toque internacional (burrata con tomate raff). Cocina de mercado para satisfacer el paladar del madrileño y del turista. Mención especial para los buñuelos de bacalao con alioli de manzana, emblema del casticismo renovado que se lleva en el local.

taste-gallery

| La Rollerie| Carrera de San Jerónimo, 26 | 91 429 61 96 |

Esta cadena de restauración implantada en Valencia, Alcalá de Henares y Madrid trabaja la decoración de sus céntricos establecimientos para dotarlos de un tipo de ambiente retro muy a la moda. Son especialistas en brunch, pero se activan desde primera hora de la mañana para servir desayunos y sus cocinas no cierran hasta que terminan con los servicios de la cena. En el local que abrieron en 2017 en la Carrera de San Jerónimo (sede histórica de la tienda de música Unión Musical UME) hemos disfrutado de su menú del día, de cuidada presentación y sólidos sabores (imagen de portada, arroz mixto; aquí abajo, entraña) a un precio de 12,95 €.

entraña-rollerie

Texto de Adrián P. G.
Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com

Especial Hamburguesas Madrid 2018

En los primeros meses de 2018 hemos tenido la oportunidad de probar hamburguesas de diferentes proyectos restauradores asentados recientemente (o no tanto) en Madrid. Aquí tienes una reseña de cada una de ellas. ¡Bon appétit!

[Aclaramos que lo que vas a leer NO es un ranking de las mejores hamburguesas de Madrid en 2018, así que el orden de aparición es alfabético, sin más.]

Aviburger | Calle San Bernardo, 97 | 91 058 06 78 |
·
En este emprendimiento venezolano, que pronto contará con más locales en Madrid, hicimos frente a la hamburguesa Pirineos. La enseña, con un largo recorrido en el país de origen de sus responsables, pretende aquí combinar el estilo estadounidense de sus hamburguesas con ingredientes españoles e internacionales. La Pirineos lleva un salteado de champiñones trufados, queso de cabra y rúcula. Como acompañamiento elegimos el toque diferencial que teníamos a nuestro alcance, unos bastones de boniato. La carne fue en este caso 100% ternera. Se nota que se ha seleccionado convenientemente. Hay doce extras  y cinco salsas para redondear las hamburguesas, y numerosos entrantes, varios con acento venezolano, y postres para completar la experiencia. Se apuesta por el producto fresco y saludable. 

hamburguesa-aviburger

| Burger Shack | Calle Augusto Figueroa, 32 |

Los propietarios de Burger Shack son venezolanos que hacen hamburguesas al estilo estadounidense en su país y ahora en Madrid. En la foto aparece una Bacon Shack (ternera, bacon, cheddar, lechuga, tomate y cebolla) con extra de rodajas de jalapeño. Todos los ingredientes son de la calidad correcta, denotan la intención de alejarse de la oferta de las hamburgueserías de franquicia clásicas. El pan se cocina con harina de patata, lo que genera una esponjosidad extra. Además de las hamburguesas, apuestan por las alitas de pollo y los batidos. Las salsas son de elaboración propia. Si eres de cerveza, que sepas que puedes elegir entre Founders y Mahou.

hamburguesa-burgershack

Grill Stop | Calle de Toledo, 51 | 91 023 91 76 |
·
En Grill Stop catamos diferentes entrantes de su nueva carta, que incluye una mayor variedad (y españolidad) ahora que cuando abrieron en 2016. Tiras de solomillo de pollo, croquetas de cocido y chorizo ibérico, huevos rotos con jamón o setas a la plancha con salsa alioli entraron en el mix. Destacamos que utilizan materias primas que adquieren en el cercano mercado de la Cebada, como la ternera gallega de las hamburguesas. Han incorporado asimismo nuevas hamburguesas, como la que nosotros probamos, la Parking, que lleva setas a la plancha, alioli y queso. Una buena combinación que maridamos con cerveza artesanal Salvaje

hamburguesa-grill-stop

https://microplanmadrid.com/planes-madrid-ocio/

Maye’s Bistró | Avda. del Santuario de Valverde, 4 | 91 805 02 74 |

Foto de portada del post: Hamburguesa Rómulo Gallegos de Mayes Bistró
·
El Mayes Bistró de Montecarmelo (y sus hermanos gemelos de Las Tablas y Chamberí) propone hamburguesas de autor con pan brioche y acompañamiento de patatas caseras. Priman aquí la originalidad y el complemento (ofrecen hasta 14 salsas). Comimos la Rómulo Gallegos, la más venezolana de las hamburguesas del establecimiento (regido por venezolanos también, sí). La pedimos con 100% carne de ternera. Lleva queso ‘de mano’ (parecido a nuestro queso fresco pero más líquido), plátano macho, salsa de ají dulce y guasacaca (mojo verde). Todo empasta y hace la mezcla jugosa y contundente.

Tates Alonso Cano | Calle de Alonso Cano, 53 | 91 441 55 52 |
·
No nos pudimos resistir a pedir la hamburguesa Madrid con acompañamiento de patatas bravas de entre la extensa carta que nos ofrecieron. La carne de la hamburguesa se hace a la parrilla y es 100% ternera rosada de La Finca de Jiménez Barbero. Está rodeada de queso cheddar, bacon, cebolla, tomate, lechuga batavia y mayonesa y llegó entre pan brioche con semilla blanca. Se agradece que pongan tanto cuidado en la composición de las hamburguesas en una franquicia de gama media.

hambuguesa-tates

Texto de Adrián P. G.
Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com

Lambuzo en el Retiro

Los seis miembros de la familia gaditana Moreno García confluyeron en Madrid a principios de 2013 para fundar Lambuzo, una taberna y abacería (tienda) donde la gastronomía de su tierra, sobre todo, y de otros puntos de Andalucía, es la protagonista. La apuesta inicial les salió mejor que bien y la han multiplicado: además del establecimiento de la calle de las Conchas donde se dieron a conocer, tienen uno más en la de Ponzano, una tienda y takeaway en el mercado de Chamberí y ahora, un nuevo restaurante y barra en la llamada costa del Retiro (calle Menéndez Pelayo). Han tenido que ir contratando a consortes (quieren que la cosa siga siendo clánica) y otros profesionales para cubrir sus necesidades de cocina y servicio, lógicamente.

El local de Lambuzo en Retiro es mucho más espacioso que sus predecesores, en él se incide en los platos fuera de carta, hay menú diario y terraza en el exterior como principales novedades.

https://microplanmadrid.com/planes-madrid-ocio/

Pepe Moreno, el patriarca, lleva las riendas de la oferta de tapas, medias y platos, que es y no es la que cabría esperar. Por ejemplo, está presente la clásica y espectacular mojama de Barbate, pero aquí el aliño de aceite de oliva se enriquece con lima y pimienta. Como resultado aparecen una frescura en boca y unas ganas de más atípicas cuando se ataca a las salazones. Muy buena idea.

Respecto a las chacinas, la aventura es probar sabores de Cádiz menos frecuentes en Madrid que los del mar. Proceden de la sierra de Villamartín, como los anfitriones. Muy interesantes los quesos de oveja grazalemeña y de cabra payoya. Recomendable la carne ‘mechá’. Menos potente el lomito ibérico que el de otras regiones de España.

Saborazo el de las croquetas de gambas al ajillo, con el crustáceo bien presente, buena estructura, melosidad. Las croquetas de tortillita de camarones, ligeras y adictivas. Producto de calidad y tradición perfectamente ejecutada es lo que aportan los boquerones al limón, en los que se agradece el fino rebozado.

La tarta de queso ve y prúebala, ¡en serio!

Hay opciones cerveceras más allá de la inevitable Cruzcampo y suficientes referencias de vinos de Cádiz y riojas, riberas y somontanos. Destacamos un amplia variedad de manzanillas y vinos generosos, como la manzanilla Solear en rama, La Pastora (en rama pasada), oloroso Cuco, o Palo Cortado.

Y lambuzo, ¿qué significa?: “Dícese de la persona que gusta de probar todo lo que le pongan por delante…, esté en su plato o en el del acompañante”. Los adaptadores de la definición clásica del término se dedican desde Madrid a elevar la tapa y los platillos gaditanos a su máxima potencia. Y los que vivimos en Madrid estamos convirtiendo el disfrute del Cádiz que nos han traído en un madrileñeo más, como hacemos con todo lo que nos gusta.

Texto de Adrián P. G.
Coordinador de Microplán Madrid
comunicacion@microplanmadrid.com

Editor, redactor creativo y SEO, social media manager

Precio medio a la carta: 25 – 30 €.
Menú del día de martes a viernes: 13,95€.
Horario:
Lunes cerrado.
De martes a sábados: 13:00 – 16:30 y 20:00 – 00:00.
Domingos: 13:00 – 16:30.
Calle Menéndez Pelayo, 59.