Archivo de la etiqueta: Vinos

Chatos y estupefacciones

¿Nos lo pasamos bien poniéndole nombre a las actividades que organizamos? Sí, bastante bien. Y haciéndolas, mejor.

Una ronda de cuatro chatos (Definiciones de chato según el Diccionario del Vino: 1. Vaso para vino de forma peculiar, con desproporción en favor de la anchura con relación a la altura, y volumen reducido. 2. Por extensión, cantidad pequeña de vino.) en locales con carisma y entre local y local, mirar cara a cara a un Madrid carismático, poco conocido y sorprendente. Esa es la propuesta.

Hemos preparado dos recorridos diferentes: Lavapiés – La Paloma y Austrias – La Latina – La Paloma.  Las bodegas y tabernas que visitamos son distintas en cada uno de ellos, así como los rincones que te señalaremos y comentaremos para causarte la mayor de las estupefacciones.

chatos-estupefacciones-madrid-microplan

Próximas convocatorias, consultar agenda. Este microplán forma parte de nuestro catálogo, así que puedes solicitar que lo organicemos para ti y tu gente cuando quieras.

Anuncios

Letras y vino

¡Ven al barrio de las Letras (Mixtas) a vivir un especialísimo free tour + cata! Nosotros nos encargamos del paseo comentado y Vinoteca Oda, un microespacio hipersurtido de referencias de vino y cerveza recientemente inaugurado en la calle del Príncipe, muy cerca de la plaza de Santa Ana, os invitará a un tinto más que bien explicado.

Escritores, claro, sus casas, sus musas y sus encontronazos, pero también huertas e industrias, arquitectura metamorfoseada, corrales de comedias, teatros, antiguos hospitales, salas de jazz o el Modernismo más puro han configurado y animan el alma de este espacio único de Madrid. ¿Te lo vas a perder?

Sábado 20 y domingo 21 de junio, 11:30 · Barrio de las Letras (Mixtas) + Cata de una copa de vino en Vinoteca Oda · 120 min. Free tour.

Si quieres venir, el contacto para información e inscripciones es: reservas@microplanmadrid.com o teléfono 695 97 29 37.

¡Háblanos y te desvelaremos dónde vamos a quedar! ¡Primera sorpresa de muchas!

Boa Mistura Huertas

Casa Lope Vega Madrid

Floristería Huertas

Lambuzo es Madrid a la gaditana

Los seis miembros de la familia gaditana Moreno García confluyeron en Madrid a principios de 2013 para fundar Lambuzo, una taberna y abacería (tienda) donde la microgastronomía de su tierra, sobre todo, y de otros puntos de Andalucía, es la protagonista. La apuesta inicial les salió mejor que bien y la han doblado: además del establecimiento de la calle de las Conchas donde se dieron a conocer, tienen desde el año pasado uno más en la de Ponzano y han contratado a consortes y otros profesionales para cubrir sus necesidades de cocina y servicio.

Pepe Moreno, el patriarca del clan, lleva las riendas de la oferta de tapas, medias y platos, que es y no es la que cabría esperar. Por ejemplo, está presente la clásica y espectacular mojama de Barbate, pero aquí el aliño de aceite de oliva se enriquece con lima y pimienta. El resultado es una frescura en boca y un quiero más atípicos cuando se ataca a las salazones. Muy buena idea.Lambuzo1Respecto a las chacinas la aventura es probar sabores de Cádiz menos frecuentes en Madrid que los del mar. Proceden de la sierra de Villamartín, como los anfitriones. Muy interesante el queso Pajarete de oveja curado,  que presenta conseguidos equilibrios en textura, terrosa pero compacta, y sabor, profundo aunque no chirriante en el paladar. Recomendable la carne ‘mechá’ y menos potente el lomito ibérico que el de otras latitudes.

Lambuzo2Las croquetas de salchichón ibérico, correctas. Muy honestas las de gambas al ajillo, con el crustáceo saludando en cada bocado. Y las de tortillita de camarones, las estrellas de su rincón de la carta, ligeras gracias al elevado porcentaje ‘verde’ de su estructura (cebolleta, perejil y ¿puerro?).

Lambuzo3Nada menos que producto de calidad y tradición perfectamente ejecutada es lo que aportan los boquerones al limón, con un fino rebozado de harina de garbanzo que protege a los peces del exceso de aceite, como mandan los cánones de la fritura gaditana.

Lambuzo 4A las hamburguesas de rabo de toro y de cabracho y langostinos les falta muy poco para decir más alto y claro lo que ahora mismo expresan. Son buenas elaboraciones que se quedan cortas de matices y gusto.

Lambuzo5La versión del flamenquín de Lambuzo es de pollo, jamón y setas con guarnición de ¡migas! Se agradece otra vez el riesgo controlado y las notas que suman los diversos ingredientes del principal y su séquito.

lambuzo7 La tarta de queso ve y prúebala. De nada por anticipado.

Lambuzo8La batuta de la sala de la calle de las Conchas la maneja Luis (Moreno García, claro) con precisión y cercanía. Permite la digestión de las recomendaciones y vuelve para rematar la comanda midiendo los tiempos y el tono para que el público esté siempre a placer. El resto del personal de la sede original de Lambuzo es fiel al estilo de la casa. Seguro que en la de Ponzano, con Pepe al mando, ocurre lo mismo.

Hay opciones cerveceras más allá de la inevitable Cruzcampo y suficientes referencias de vinos de Cádiz y riojas, riberas y somontanos.

Y lambuzo, ¿qué significa?: “Dícese de la persona que gusta de probar todo lo que le pongan por delante…, esté en su plato o en el del acompañante”. Los creadores de la definición se dedican desde Madrid a elevar la tapa gaditana a su máxima potencia. Y los que vivimos en Madrid estamos convirtiendo el disfrute del Cádiz que nos han traído en un ‘madrileñeo’ más, como hacemos con todo lo que nos gusta.

· Lambuzo

Precio medio: 20 – 25 €.

Horario:

Martes y Miércoles: 13:00 – 16:30 y 20:00 – 00:00 / Jueves: 13.00 – 16:30.
Viernes y Sábados: 13:00 – 17:30 y de 20:00 – 1:00.
Domingos: 13:00 – 17:30.

Calle de las Conchas, 9.

conchasCalle de Ponzano, 8.

ponzano

La Finca de la felicidad

Los hermanos Jiménez Barbero aprendieron a valorar la materia prima saludable y de calidad en la carnicería familiar.  Bien entrado el siglo XXI, decidieron elevarse sobre sus mayores y controlar todo el proceso de producción de la carne de vacuno que venden al por mayor y al por menor y que se puede degustar en La Estancia, el restaurante de la casa.

La mixtura de razas y piensos, la calidad del agua que beben los animales y las condiciones de estabulamiento en que se encuentran se han definido con el doble objetivo de garantizar que la carne que llega al consumidor cumple con los más altos estándares de calidad y sabor, por un lado, y que los animales tengan una vida… feliz, por otro. Las terneras, vacas y bueyes de La Finca presentan un aspecto limpio y lustroso, no están hacinados ni ansiosos. Por eso sus ganaderos y comercializadores los definen como animales felices. Y vigilan desde el laboratorio y a pie de campo que las sucesivas generaciones también lo sean. Si optas por conocer el espacio gastronómico de La Finca a través de su menú degustación, podrás concertar una cita para que te hagan una visita guiada por la explotación.

Dentro y fuera del menú, la propuesta de La Estancia se basa, lógicamente, en la carne de vacuno. El restaurante transmite calidez y confortabilidad a través de un ambiente que recoge el de los asadores tradicionales y lo suaviza y enriquece con una decoración moderna sin estridencias.

La Estancia Jiménez BarberoEl steak tartar es más que recomendable, sobre todo por su aliño respetuoso con la carne. Solo al final del bocado sientes un alfilerazo de picante, y se agradece, consigue que no te satures de hemoglobina. Viene acompañado de pan carasau o ‘papel musical’ (por su cualidad crujiente), receta originaria de Cerdeña.

Steak Tartar La EstanciaEl chef Julio Reoyo, especialista en casquería, ha asesorado a los Jiménez Barbero en la confección de la carta. A él hay que agradecerle las sorprendentes y finas mollejas de ternera con alioli de aceitunas verdes.

F4Horas de cocción y días de reposo son la clave de la buena factura del guiso de morro y pata de ternera. Incluye un ramillete de hierbas que aporta complejidad y adensa los sabores. Mejor para compartir entre más de dos comensales.

Morros Pata Estancia Entre los cortes mayores hay un entrecot de ternera rosada, cruce de retinta y charolesa, que es el colmo de la terneza y tiene mucha personalidad. No se vendría abajo ante (presuntos) entrecots de buey y chuletones de otros (muchos) establecimientos. F6Los postres caseros podrían ser aquí irrelevantes, pero la realidad es que conviene dejarles que jueguen su rol. El flan de queso con mosto fresco y helado de romero es fresco, armonioso y en definitiva, está buenísimo. La mousse de chocolate con helado de cardamomo y teja de cítricos no desmerece. F7 F8La carta de vinos incluye numerosas referencias de Madrid que ponen en valor la uva garnacha de la región. La cerveza es de grifo y también de Madrid: La Virgen.

Una brillante iniciativa la de los promotores de La Finca de Jiménez Barbero.  Que sigan procurando la felicidad de propios y ajenos por muchos años, pues.

Precio medio: 45 – 55 € por persona.

Horario:

Lunes a viernes: 12:00 – 16:15.

Un sábado al mes, visita guiada y menú degustación: 12:00 – 16:15.

Carretera de Robledo, km 1,800. Colmenar del Arroyo.

Cómo llegar La Finca